Ángel Vadillo

Sánchez indulta a un ex alcalde del PSOE que amenazó a una mujer con desvelar con quién se acostaba

Ángel Vadillo
Ángel Vadillo, alcalde de Alburquerque, en uno de sus discursos navideños.

El ex regidor socialista Ángel Vadillo, que sigue como alcalde de Alburquerque, ahora bajo las siglas de Organización del Pueblo Obrero (ORPO), no tendrá que entrar en prisión gracias a esta medida de gracia concedida por la ministra de Justicia.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha indultado parcialmente al alcalde de Alburquerque (Badajoz), Ángel Vadillo, condenado a dos años y medio de prisión por un delito de obstrucción a la justicia en concurso con uno de amenazas, conmutándole seis meses de pena privativa de libertad por otros tantos de trabajos en beneficio de la comunidad. Esas amenazas fueron dirigidas a una mujer de esta localidad en el discurso navideño del alcalde del año 2010 —televisado por el canal municipal— donde le chantajeó con revelar con quién se acostaba.

Gracias a este indulto político que rebaja la pena de dos años y medio a dos años, Vadillo, que sigue como alcalde de Alburquerque, ahora bajo las siglas de Organización del Pueblo Obrero (ORPO), no tendrá que entrar en prisión. La sentencia de la Audiencia Provincial de Badajoz recoge en los hechos probados que el regidor amenazó a la denunciante con "desvelar públicamente datos pertenecientes datos a la vida privada" de la misma.

El abogado de la denunciante, con el que ha podido hablar OKDIARIO este lunes, ha dirigido ya un escrito al juzgado para que se cumpla íntegramente la sentencia en los dos años y seis meses de inhabilitación para cargo público a los que también fue condenado y que no han sido objeto de este indulto. De esta manera, Vadillo no podrá volver a presentarse a la alcaldía en las elecciones del próximo 26 de mayo.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este lunes el real decreto que así lo establece, con la firma de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, y en el que se señala que "concurren razones de justicia y equidad" para otorgar esta medida de gracia.

Vadillo fue condenado a cumplir dos años y medio de prisión y a pagar una multa de 6.750 euros y una indemnización de 12.000 euros por haber amenazado a una vecina que le denunció por haber permitido una construcción que ella consideró ilegal.

Vadillo se dirigió "con ánimo de venganza y carácter intimidatorio" a la vecina para que "corrigiera su conducta", según la sentencia

El alcalde, que entonces militaba en el PSOE, fue expulsado de este partido a raíz de la sentencia en 2012. Sin embargo, en las elecciones europeas de 2014 llegó a participar en un acto electoral en este municipio de Badajoz  junto al ex presidente de la Junta de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra, pese a estar condenado judicialmente y dado de baja de la militancia. Vadillo esgrimió tras aquel revuelo que había participado  "invitado" por la agrupación local socialista, al tiempo que lamentó la "persecución" que ha "sufrido durante siete años, personal y política".

En las últimas elecciones municipales, Vadillo lideró la candidatura de la formación política Organización del Pueblo Obrero (ORPO), que obtuvo nueve ediles, frente a tres de Independientes por Alburquerque (IPAL) y uno del PP.

"Máxima audiencia"

Tal y como publicó en su día El Periódico de Extremadura, Antonia Matador interpuso en 2010 una denuncia contra el alcalde y su propia hermana, Angeles Matador (presidenta local del PSOE), así como el marido de ésta por tráfico de influencias, prevaricación y sobre la ordenación del territorio, que dio lugar a diligencias penales.

Fue luego cuando el alcalde acudió el 24 de diciembre de 2010 a los medios de comunicación del Consistorio (como la emisora de radio loca y la televisión de Alburquerque, con difusión también en internet) en "horas de máxima audiencia", para emitir el mensaje navideño. En este mensaje, según los hechos probados ratificados por la Audiencia Provincial de Badajoz, Vadillo, "con ánimo de venganza y carácter intimidatorio, instaba a Antonia Matador a que corrigiera su conducta" y pidiera disculpas "o de lo contrario desvelaría públicamente datos pertenecientes a la vida privada" de esta vecina, que finalmente tuvo que abandonar el pueblo para fijar su residencia en Bilbao.

En concreto, según la transcripción de aquel mensaje navideño a la que ha accedido OKDIARIO, Vadillo manifestó: "Si esta señora no viene a hablar conmigo y corrige su conducta de inmediato, a partir de ahora (…) Haré llegar un folleto, que me encargaré de hacer expresamente, donde vea la gente qué tipo de persona es Antonia Matador y qué tipo de relación había con el ex presidente del PP. Estos van a tener que sufrir", manifestó en los canales del Ayuntamiento.

Lo último en España