Sánchez deja a Málaga y Granada en fase 1 pese a tener una incidencia nueve veces menor que Navarra, en fase 2

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez en sesión de control al Gobierno en el Congreso. (Foto: Congreso)

El Gobierno de Pedro Sánchez ha decidido mantener el castigo a Andalucía, dejando a Málaga y Granada en la fase 1 mientras ha permitido avanzar a comunidades, como Navarra, con casi nueve veces más incidencia del coronavirus que estas dos provincias andaluzas. Las otras seis provincias de la Comunidad sí han pasado de fase.

El Ministerio de Sanidad ha confirmado a la Comunidad foral de Navarra su pase a partir del lunes a la fase 2 de la desescalada, que permitirá nuevas actividades como el acceso del interior bares y restaurantes con un aforo limitado del 30%. Sin embargo, la incidencia del coronavirus en Navarra es de 13,9 casos por cada 100.000 habitantes a lo largo de los últimos 14 días, frente a los 1,6 de Málaga o los 2 de Granada. Una realidad, que hace incomprensible la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez, de nuevo bajo la sombra del revanchismo.

Datos, no opiniones

La Junta de Andalucía remitió al Gobierno de España su solicitud para que las ocho provincias de la comunidad autónoma accedan a la Fase 2 del plan de transición hacia la «nueva normalidad» desde el próximo lunes, 25 de mayo, entendiendo que cumplía para ello con los criterios requeridos por el Ministerio de Sanidad.

Así lo anunció el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, en una rueda de prensa junto al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, tras una reunión del Gabinete de Crisis del coronavirus constituido por la Administración autonómica.

El vicepresidente explicó entonces que el consejero de Salud había enviado al Ministerio de Sanidad toda la documentación para solicitar el pase de las ocho provincias andaluzas desde el próximo lunes a la Fase 2 de la «desescalada» de la crisis sanitaria del coronavirus, al tiempo que también pidió que se permitiera en dicha etapa la libre movilidad entre las provincias que promocionen a ese nuevo escalón hacia la «nueva normalidad». Petición también rechazada finalmente.

Marín ha defendido que la propuesta de la Junta se basa en criterios objetivos y «no políticos», por lo que desde el Gobierno andaluz «esperamos y confiamos en que no haya que esperar nuevamente una semana para una rectificación» del Gobierno, que retrasó una semana el pase desde la Fase cero a la Fase I de las provincias de Málaga y Granada respecto a lo que sucedió con las seis provincias andaluzas restantes.

Lo último en España

Últimas noticias