El debate en Atresmedia

Rivera se enfrentó a Casado en un último esfuerzo por atraer a los desencantados del PSOE

Rivera se enfrentó a Casado en un último esfuerzo por atraer a los desencantados del PSOE
La nota de OKDIARIO a Albert Rivera en el debate de Atresmedia

Rivera protagonizó varios enfrentamientos enconados con el candidato del PP, varios de ellos en cuestiones morales, en un último intento por atraer votos desde el centro-izquierda para fortalecer a Ciudadanos como un partido liberal incompatible con la derecha radical.

A cinco días de que se abran las urnas y tras emerger como el triunfador del primer debate, Albert Rivera llegaba al debate de Atresmedia con más que perder que ganar. Y la noche, aunque no fue fácil, terminó siendo de nuevo productiva para los intereses electorales del líder de Ciudadanos.

Enfrente tenía a un Pablo Casado y a un Pedro Sánchez que afrontaban la cita como una oportunidad recuperar el terreno perdido el día antes. Al presidente del Gobierno le volvió a combatir con determinación. Por su alianza con el separatismo ("Con Sánchez estaremos en manos de Torra, Otegi y todos los demás cuatro años más"), pero también por su falsa biografía ("Hoy es Sant Jordi. Le he traído un libro que usted no se ha leído: su tesis doctoral").

Presentarse con la tesis ‘fake’ del presidente no fue la única performance de Rivera. También volvió a sacar una foto para colocar en el atril: la de la líder de los socialistas vascos, Idoia Mendía, cocinando sonriente con Otegi en Navidad. Y para subrayar la connivencia de Sánchez con la corrupción del PSOE, Rivera desplegó un rollo de papel pergamino que llegaba hasta el suelo con las decenas de casos que salpican a los socialistas. "¿Dimitirá usted su Chaves y Griñán resultan condenados?", le ha preguntó al presidente. Sánchez, como hizo en TVE, respondió a Rivera con su silencio.

Sin embargo, el enfrentamiento más novedoso de Rivera este martes fue el que mantuvo en varios momentos de la noche con el candidato del PP para rivalizar por la hegemonía del centroderecha… o quizá hacer un último esfuerzo para ofrecerse como espacio para los socialistas desencantados. Las pensiones, los impuestos, la eutanasia… Varios fueron los temas en los que Rivera y Casado polemizaron como nunca se vio en el debate de TVE.

Si en el debate de RTVE Casado evitó confrontar con Rivera, a quien ve como su posible socio de Gobierno frente al "adversario" Sánchez, en la cita de Atresmedia no eludió replicar a las críticas del líder de la formación naranja, sobre todo tras proclamarse como el "presidente de las familias", un ámbito en el que Casado se muestra siempre especialmente sensible.

Rivera lanzó a Casado el reto de llegar a un acuerdo para regular la eutanasia porque "el dolor no entiende de ideologías ni la caridad tampoco", advirtió al líder del PP, al que avisó de que si quiere llegar a acuerdos en el Parlamento hay que regularla.

"Rascar unos votos"

A Casado no le ha hizo gracia que el líder de la formación naranja introdujera este tipo de cuestiones "morales" para "rascar unos cuantos votos" y aseguró que el PP ya ha sido "pionero" en regular la muerte digna en las comunidades de Madrid, Galicia y Castilla y León.

También mostró Rivera claramente su desacuerdo con Casado sobre la ley del aborto, hasta asegurar que la intención del presidente de los populares de volver a la ley del 85 les "distingue" porque su partido cree que la normativa actual es "razonable" y debe mantenerse.

El enfrentamiento entre Casado y Rivera sobre las pensiones y los impuestos fue aprovechado por Pedro Sánchez para reprocharles: "Ya están con las primarias de la derecha, a ver quién dice la mayor barbaridad".

Lo último en España