Dimisión Rajoy

Rajoy dimite como presidente del PP y convoca un congreso extraordinario

Mariano Rajoy ha anunciado este martes su decisión de dimitir como presidente del PP y convocar un congreso extraordinario que elija a su sucesor. “Ha llegado el momento de poner el punto final a este viaje”, ha dicho, en su intervención ante el Comité Ejecutivo, en la sede nacional de Génova.

Rajoy ha recordado su trayectoria de 37 años en el PP, “desde concejal a presidente del Gobierno”, y también que, durante este tiempo, nunca solicitó ningún cargo ni peleó por ninguno. “He cumplido mi deber donde me lo han pedido. Es momento de poner punto y final. El PP debe seguir avanzando con otro líder. Es lo mejor para el PP y para mí”, ha insistido.

Rajoy ha avanzado que la convocatoria será cuanto antes y ha prometido ser “leal” a quien le sustituya al frente del PP.

El trámite se iniciará con la celebración de una Junta Directiva que fije la fecha del congreso. Rajoy no ha avanzado fechas, aunque sí ha dejado claro que la convocatoria de esa Junta deberá ser “pronta”. Hasta entonces, se mantendrá al frente, evitando una situación de interinidad.

“Cumpliré mi mandato hasta que elijáis a la persona que me vaya a sustituir, y lo haré con prudencia, no plantearé cambios en el partido ni en los grupos parlamentarios porque eso le corresponde a quien me suceda en la presidencia, si quiere”, ha explicado ante los barones.

El líder del PP ha confesado que le costará adaptarse a la nueva situación, y que no se imagina la vida fuera del partido. “Yo pegaba carteles en el municipio pontevedrés de Sanxenxo, a las diez de la noche, porque preparaba a la vez las oposiciones. No voy a dejar el carné”, ha recordado, con emoción disimulada.

Todos los dirigentes populares que habían hecho declaraciones públicas sobre este momento habían coincidido en que Rajoy es libre para tomar las decisiones que considere oportunas, tanto sobre su futuro como el del partido.

Sánchez “ha tenido que hacerse acompañar por los grupos más extremistas de la izquierda populista y el independentismo sectario”.

En privado muchos insistían en que antes o después el PP tendrá que asumir un cambio de ciclo y apostaban por que antes de que acabe el año haya congreso extraordinario con cambio de liderazgo. Cada vez son más los que coinciden que el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, es el que despierta más consenso.

“Un precedente grave”

Rajoy ha tratado de insuflar optimismo a un PP aún en shock por la pérdida del poder. El expresidente ha arremetido con dureza contra Sánchez, y su “operación para descabalgarle del Gobierno asociándose “con un desordenado conjunto de formaciones políticas”. Por primera vez, ha dicho Rajoy, va a gobernar España “alguien que no ha ganado las elecciones”.

Un “precedente grave” ha advertido, y “lo que es peor: para hacerlo ha tenido que hacerse acompañar por los grupos más extremistas de la izquierda populista y el independentismo sectario”. “Este estigma acompañará a este gobierno desde el primer minuto de su existencia y hasta el final”, ha vaticinado Rajoy, para quien “el PSOE ha dilapidado toda su herencia para embarcarse en un proyecto de futuro muy incierto y con pésimos compañeros de viaje”.

Para el dirigente ‘popular’, el Gobierno de Sánchez “nace con una debilidad extrema” que aventura “mucha más inestabilidad, más bloqueo político e ingobernabilidad para el futuro del país”. 

“Nadie ha pensado en el interés general, sino en sus intereses particulares o en sus propios miedos, que de todo ha habido”, ha lamentado. Rajoy ha arremetido a continuación contra Sánchez por valerse de “mentiras” sobre la sentencia de la trama Gürtel para derribarle porque, ha insistido, “ni el PP fue condenado penalmente, ni el Gobierno del PP tenía la menor relación con el caso”.

“Si se define la postverdad como la distorsión deliberada de una realidad para influir en la opinión pública,  habrá que convenir que hemos asistido a un ejemplo insuperable de este fenómeno por sus consecuencias para España y los españoles”, ha reprochado.

Ataques contra C’s

Rajoy ha puesto en valor lo que, en su opinión, han sido sus grandes logros, como evitar que en Cataluña “gobierne Puigdemont y encarcelados o huidos de la Justicia”.

En este punto, ha arremetido con dureza contra Ciudadanos, porque, ha dicho, “su victoria no sirvió para dar batalla al independentismo allí, sino para hacer oposición al PP aquí y generar toda la inestabilidad”. “Tanto afán por hacer oposición al Gobierno que defendió la unidad de España nos ha llevado al fin a un nuevo Gobierno que llega al poder aupado por los independentistas, paradojas de la vida”, ha ironizado.

También ha valorado la disolución de ETA, uno de los últimos acontecimientos de su mandato. “Nunca este Gobierno ha negociado nada  otra calumnia contra nosotros que hoy se rebela con toda su diáfana falsedad”, ha espetado.

“No nos movimos y acertamos. Sé que esta reflexión no encaja en los tiempos líquidos en que vivimos, pero es así. Lo es desde que Ulises resistió atado para no sucumbir a los cantos de las sirenas”, ha concluido.

Últimas noticias