Puigdemont llama al separatismo a «desbordar el Estado» para lograr la independencia

Ver vídeo
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha aprovechado el quinto aniversario del 1 de octubre para movilizar al separatismo de Cataluña en plena crisis de su partido con ERC en el seno del Govern. Por conexión telemática desde Waterloo (Bélgica), el fundador de Junts per Catalunya, ha pedido “desbordar el Estado” para lograr la independencia. El eurodiputado ha aseverado que “queremos respeto y dignidad por el hecho de ser catalanes, algo que no lograremos dentro de España”.

El hombre que dirigió el mayor desafío al Estado en las últimas décadas, desde su palacete belga en el que se refugia desde que se fugó de España, ha aprovechado su intervención para lanzar pullitas a su predecesor, Pere Aragonés. El ex presidente ha advertido al actual jefe del Ejecutivo regional que “no descolocaremos al Estado haciendo autonomismo”. Un mensaje cargado de simbolismo y carga política teniendo en cuenta que ha sido Puigdemont el que, esta semana, diseñó la operación de JXCat para reclamarle una moción de confianza con el fin de desgastarle. Pese a haber suspendido la declaración de independencia, hoy, el expresidente ha afirmado que “el resultado del referéndum fue legal y vinculante”.

El mensaje de Esquerra

Por su parte, Pere Aragonès se borró de los actos conmemorativos el 1 de octubre, que este 2022 cumple cinco años del referéndum separatista ilegal, por temor a ser abucheado por los más radicales al paraguas de Junts per Catalunya y la ex presidenta suspendida del Parlament, la pluriimputada Laura Borràs. Y no se equivocó. Carme Forcadell, la encargada de declarar la efímera independencia de Cataluña y que acabó por ello en la cárcel, ha tenido que aguantar los desprecios del separatismo hacia Esquerra Republicana de Cataluña en lo que se había vendido como un acto unitario.

Muy lejos de lo ocurrido en años anteriores, cuando los partidos y las entidades civiles levantaron la voz contra el Estado por no reconocer el resultado fake del referéndum ilegal del separatismo en Cataluña, hoy los principales destinatarios de los gritos y proclamas eran el Govern y ERC. En distintas ocasiones los asistentes, muchos menos que el año pasado, han señalado directamente al president de la Generalitat como freno para avanzar hacia la independencia, como ya ocurriera en la manifestación de la Diada del pasado 11 de septiembre. En repetidas ocasiones los congregados han reclamado la dimisión del gabinete de Aragonés.

Una de las críticas más directas ha llegado desde el propio escenario de boca del presidente de Òmnium Cultural, Xavier Antich. Tras reivindicar esta semana Oriol Junqueras el papel de ERC en la organización del referéndum ilegal, Antich, le ha reprochado al presidente de Esquerra y ex vicepresidente de la Generalitat que “nadie puede apropiarse del 1 de octubre”. El líder de la principal entidad civil separatista ha lamentado también “el escenario de impotencia” en el que se ha instalado el independentismo por culpa de las pugnas internas de las organizaciones políticas que dirigen la Generalitat a día de hoy.

El presidente de Òmnium ha afeado a ERC y JXCat ha advertido de que “corremos un riesgo enorme de perder la fuerza colectiva que permitió el 1-O”. Según él, con su actitud de “disputas estériles, batallas partidistas e incapacidad para definir objetivos compartidos”, los dos partidos que agrupan a un mayor número de electores en Cataluña han sumido a los partidarios del separatismo en “la impotencia”. La presidenta de la Assemblea Nacional Catalana, Dolors Feliu, también ha aprovechado el contexto de división para lanzar una advertencia a Esquerra y Junts. “Si no lo hacen ellos lo haremos nosotros, si no suman buscaremos otros caminos, haremos una candidatura cívica” ha proclamado Feliu.

Lo último en España

Últimas noticias