El PSOE regala a Bildu los votos decisivos para que los proetarras controlen los ayuntamientos navarros

Bildu
Pedro Sánchez y Arnaldo Otegi.

El PSOE ha vuelto a demostrar que su pacto con Bildu goza de buena salud. Los partidos constitucionalistas unidos en Navarra Suma pretendían acabar con el plan de los proetarras de controlar todo el entorno local a través de una reforma legal aprobada por los separatistas en la anterior legislatura.

Los votos decisivos para que esta iniciativa triunfe eran los de los socialistas, que no han dudado en frustrar la proposición de UPN, PP y C’s y regalar los votos decisivos a los etarras para que puedan controlar buena parte de los servicios municipales y la implantación del euskera en toda Navarra.

El pleno del Parlamento no podrá tramitar de esta manera la proposición de ley presentada por Navarra Suma para derogar el conocido como Mapa Local aprobado al final de la pasada legislatura. Esa norma, diseñada por Bildu, transforma por completo las competencias y diseño de los ayuntamientos navarros para permitir que 12 nuevas comarcas controladas mayoritariamente por los proetarras puedan imponer sus deseos sobre buena parte de los servicios locales y, lo que es decisivo para Bildu, sobre la implantación del euskera en toda la comunidad foral.

El PSN-PSOE de la actual presidenta navarra María Chivite -que gobierna con los votos de los separatista(Geroa Bai -partido que que incluye al PNV-) y la abstención de los proetarras de Bildu, llegó a calificar de "mala" la ley del mapa local. Pero eso fue en la legislatura pasada, no ahora que los socialistas han pactado con los nacionalistas y el partido de Arnaldo Otegi.

Fuentes de Navarra Suma han destacado a OKDIARIO que “el nuevo mapa local regala un poder institucional a EH Bildu que le va a permitir incrementar su poder en todos los ayuntamientos navarros. De hecho, ese mapa local va a permitir a los proetarras avanzar en la euskaldunización de la administración, quitando competencias a los ayuntamientos, empeorando los servicios y no garantizando el empleo municipal de los no vascoparlantes. Pero, claro, ahora se trata de pagar el precio de la investidura de Chivite”.

El Mapa Local es, de hecho, el gran precio puesto por Bildu a los socialistas a cambio del apoyo a la gobernabilidad de Chivite. El nuevo regalo del PSN-PSOE a los proetarras demuestra que esa alianza funciona y goza de buena salud . De hecho, no ha sido el único regalo en esta dirección dado por el partido de Pedro Sánchez en los últimos tiempos.

Tras el acuerdo de abstención para dar el control de Navarra a los separatistas y proetarras, y regalar el Ayuntamiento de Huarte a EH Bildu, la socialista María Chivite dio igualmente el control parlamentario del entorno y las finanzas municipales a los mismos separatistas y proetarras.

Los grupos parlamentarios de PSN y Geroa Bai se repartieron desde el inicio las presidencias de las comisiones en el legislativo foral. Y Bildu se hizo, igualmente gracias al partido de Pedro Sánchez, con la inmensa mayoría de las secretarías. Un esquema que se complementa con el control por parte de la separatista Geroa Bai de las comisiones clave en el control del entorno local.

De este modo, Geroa Bai controla las comisiones de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Paisajísticos; Desarrollo Económico y Empresarial; y Economía y Hacienda. Algo que le confiere el control pleno sobre las reformas y el seguimiento de los fondos públicos de los Consistorios. Las mesas además cuentan con toda una lista de secretarios, de los cuáles seis van a los proetarras, uno a Podemos y otro al PSN.

Lo último en España

Últimas noticias