La Comunidad Valenciana es la segunda más endeudada de España

PSOE, Podemos y Compromís quieren obligar por ley a todos los valencianos a pagar sus primarias

PSOE, Podemos y Compromís quieren obligar por ley a todos los valencianos a pagar sus primarias
Ximo Puig y Mónica Oltra

A los partidos que integran el gobierno valenciano (PSOE, Podemos y Compromís) no les basta las subvenciones públicas que reciben conforme a su representación. Quieren además que las elecciones primarias para elegir a sus candidatos sean sufragadas por el presupuesto público.

Es una de las medidas que contempla el proyecto que las tres formaciones de izquierdas han presentado para reformar la ley electoral de la Comunidad Valenciana. En concreto, lo que proponen es un incremento del 5 % en las subvenciones que anualmente reciben los partidos políticos en función de la representación que alcanzan en las citas electorales.

El aumento de la subvención sólo corresponderá a los partidos que acrediten ante la Junta Electoral que han elegido a sus candidatos mediante un procedimiento de elecciones primarias abiertas.

El PP rechaza la iniciativa ya que sólo favorece, con el presupuesto de todos los valencianos, a los partidos que optan por un determinado funcionamiento interno y perjudica a los que optan por otros procesos también democráticos.

En manos de C’s

El incremento de la subvención pública a los partidos que celebren primarias abiertas está supeditado al apoyo de Ciudadanos ya que la ley electoral necesita un respaldo parlamentario de dos tercios (66 votos) al que no llegan por sí solos PSOE, Podemos y Compromís. El PP, en minoría, cree que “una nueva ley electoral no está entre las preocupaciones de los valencianos”.

“Cuando se pretende modificar las normas para ajustarlas a los intereses o a los momentos electorales de determinados partidos se está cometiendo una imprudencia”, asegura Luis Santamaría, diputado del PP.

La nueva propuesta de gasto llega en unos momentos en los que el gobierno valenciano que lideran Ximo Puig (PSOE) y Mónica Oltra (Compromís) reclama al Gobierno de Rajoy un nuevo modelo de financiación autonómica que le permita prestar los servicios públicos sin la insuficiencia económica que alega. La deuda de la Comunidad Valenciana aumenta en 6,7 millones de euros al día y sumó un total de 44,6 millones al cierre de 2017. Es la segunda región de España más endeudada, tras Cataluña.

Reducción del listón electoral

Los partidos de la izquierda valenciana pretenden, además, reducir al 3 % de los votos el umbral mínimo para acceder a la representación parlamentaria. La coalición gobernante entiende que es una medida necesaria para mejorar la proporcionalidad de las Cortes.

Pero es aquí donde la futura ley puede encallar. La reducción del techo para acceder al escaño cuenta con el respaldo de Ciudadanos si, además, la nueva ley configura la Comunidad como una única circunscripción electoral, cosa que no contempla el proyecto presentado por la izquierda valenciana. Se necesita una modificación del artículo 24 del Estatut, algo inviable ya en esta legislatura.

La futura ley electoral, de resultar aprobada, impondrá también de forma obligatoria las listas cremalleras. Es decir, que en la candidatura de cada partido se alternarán hombres y mujeres en un reparto equitativo del 50 %.

Lo último en España

Últimas noticias