La presidenta del PP cántabro miente: sabe que la discapacidad de Miguelín es mental

pp cantabria
La presidenta regional del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga (Foto: EFE).

La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, -que usó la cuenta corriente de una persona con discapacidad “mental” para realizar pagos y amañar el resultado del Congreso en el que salió elegida-, ha mentido descaradamente sobre la situación de esta persona. Lo ha hecho para intentar justificar su injustificable actuación. Ella organizó el amaño del congreso realizando 511 pagos de cuotas desde la cuenta de esta persona, conocida como Miguelín y que tiene discapacidad “mental”. Pero Sáenz de Buruaga ha comparado la situación de Miguelín con la de Stephen Hawking, uno de los mayores científicos de la historia.

Sáenz de Buruaga lo ha hecho, además, sabiendo perfectamente que la discapacidad de la persona cuya cuenta corriente usaron es una discapacidad “mental”, tal y como ha publicado OKDIARIO. Este diario no ha mostrado el documento oficial que tiene en su poder donde se acredita el dictamen médico de Miguelín -nombre con el que se conoce popularmente a esta persona-, por respeto al afectado. Ese documento revela abiertamente que la situación de esta persona es de discapacidad “mental” ligera. Situación que, según Sáenz de Buruaga, es similar a la Stephen Hawking, cuya discapacidad era física.

La presidenta del PP cántabro miente: sabe que la discapacidad de Miguelín es mental

Por si el cúmulo de barbaridades fuese poco, la presidenta del PP de Cantabria lo ha comparado afirmando que “por esta regla de tres y con arreglo a esta teoría que algunos están acuñando, una persona como Stephen Hawking no podría participar en el Congreso del PP de Cantabria… Ahí lo dejo.” Como si pudiese votar una persona -Hawking- que había fallecido en los días previos a sus declaraciones, noticia que, por lo visto, no debió leer la presidenta del PP de Cantabria.

OKDIARIO ha aportado todos los documentos que acreditan esta información y que se encuentran a disposición de la Justicia. Sáenz de Buruaga calificó las informaciones de “sensacionalistas” sin aportar ni un sólo documento ni prueba. Tan sólo su testimonio comparando la situación de Miguelín con la de Hawking.

Por si fuera poco, tres dirigentes del PP de Cantabria implicados en la utilización de esta persona con discapacidad han tenido la máxima responsabilidad en los organismos encargados del diagnóstico, atención y tutela de las personas discapacitadas en la Comunidad. Por tanto, ninguna de ellas puede alegar que desconocía la condición de persona con discapacidad mental de Miguelín.

Durante la pasada legislatura, María José Sáenz de Buruaga fue vicepresidenta del Gobierno de Cantabria y consejera de Sanidad. En este último cargo, era la responsable del Instituto Cántabro de Salud, el organismo que diagnosticó a Miguelín como persona con discapacidad mental.

Por su parte, la actual secretaria regional del PP, María José González Revuelta, fue la gerente de la Fundación Marqués de Valdecilla, una entidad dependiente de la Consejería de Sanidad. Entre otras funciones, este organismo ejerce la tutela sobre más de 400 personas que han sido incapacitadas legalmente, por motivos como una discapacidad o enfermedad mental.

Por último, la diputada autonómica y presidenta del comité electoral del PP de Cantabria, Isabel Urrutia, fue en aquel mismo mandato directora del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), un organismo también dependiente de la Consejería que ocupaba María José Sáenz de Buruaga que entre otras funciones gestiona las ayudas a la dependencia.

Lo último en España