Crisis del coronavirus

Los posibles casos de coronavirus llegan a multiplicar por 10 los confirmados por Sanidad

coronavirus
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la Comisión de Sanidad del Congreso.

El coronavirus sigue avanzando en España sin que se conozca en realidad el verdadero alcance de la pandemia. El Ministerio de Sanidad admite desconocer cuántos casos reales existen ya que las pruebas se realizan a una mínima parte de las personas que presentan síntomas compatibles con la enfermedad. La inmensa mayoría permanecen en aislamiento en sus domicilios, siguiendo la recomendación sanitaria, y bajo seguimiento telefónico en las distintas comunidades autónomas. Se les considera casos ‘posibles’, que podrían sumarse al registro de confirmados si se les realizase una prueba diagnóstica. Si todos ellos se confirmasen, las cifras de contagiados se dispararían.

Por poner un ejemplo, sólo en Murcia, más de 7.500 personas con síntomas leves de coronavirus son objeto de seguimiento médico telefónico, según los datos aportados con el consejero de Salud, Manuel Villegas. Reciben una atención médica individualizada, diaria, y a distancia. Los médicos constatan su estado y el empeoramiento de los síntomas, para una posible intervención en su caso. Esta cifra ya multiplica por diez los casos oficialmente confirmados según el balance que cada día ofrece el Ministerio de Sanidad y que, a cierre de esta información (viernes 27 de marzo), ascendía a 714 personas.

Además, según datos del Gobierno autonómico, hay otras 7.942 personas que han mantenido contacto estrecho con casos positivos, y por ello, también están en cuarentena y observación.

El alcance de la pandemia supera con creces las cifras oficiales. Aunque Sanidad admite que no dispone de información precisa. Esa información, en cambio, resulta fundamental para determinar la capacidad de propagación del virus y, por tanto, los protocolos y medidas de actuación, además de para anticiparse a nuevos escenarios.

El responsable del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, consideró este viernes que es «difícil» conocer el «impacto real» de la epidemia, aunque afirmó que «en breve» el departamento empezará estudios en ese sentido. El objetivo es conocer la «transmisión comunitaria» del coronavirus, teniendo en cuenta que se estima que son muchos los casos asintomáticos o con síntomas muy leves.

«La idea es tener un cuadro claro de la transmisión real en España para poder valorar entre otras cosas el posible nivel de inmunidad en nuestra comunidad, lo que permitirá valorar qué puede pasar en futuras olas que puedan venir el invierno que viene, si vienen», dijo Simón, confirmando así que, tres meses después del inicio de la epidemia, Sanidad no dispone de información en este sentido.

La situación se repite en todas las regiones. En la Comunidad de Madrid, la más golpeada por la pandemia, son 19.243 los casos confirmados, pero hay 55.000 en seguimiento telefónico. En Asturias, por ejemplo, hay 900 infectados según el balance de Sanidad. Pero los servicios sanitarios del Principado tienen en seguimiento telefónico a 4.125 personas con síntomas, considerados posibles afectados por el coronavirus.

La aproximación a la magnitud real de la epidemia depende, sobre todo, de la capacidad para realizar pruebas de diagnóstico masivas en la población.

Polémica de los test

Precisamente, la adquisición de estos test por parte del Ministerio de Sanidad ha sido la última polémica en la que se ha visto envuelto el Gobierno en la gestión de la crisis.

Sanidad admitió que son más de 50.000 las pruebas fallidas que compró a la empresa china Shenzhen Bioeasy Biotechnology, pese a que en un principio se había cifrado en 8.000. Las pruebas tenían una fiabilidad de sólo el 30%.

El departamento de Salvador Illa se ha visto obligado así a devolver hasta 640.000 test que debía recibir de la empresa, y que ahora deberán tener una certificación mayor, y una fiabilidad comprobada.

En rueda de prensa en La Moncloa, el ministro Salvador Illa explicó que «las primeras 9.000 no han pasado los sistemas de calidad» y añadió que «las 50.000 unidades que habían llegado no se han llegado a distribuir, y las 640.000 van a ser sustitudas, todas, por otras con los estándares que nosotros exigimos».

Lo último en España

Últimas noticias