Censura

Podemos no se conforma con un periodista: exige al Congreso que expulse a todo OKDIARIO

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias e Irene Montero, en el Congreso de los Diputados.

Podemos intenta que el Congreso expulse a todos los periodistas de OKDIARIO en la Cámara, tras la sanción a uno de sus reporteros por una información sobre los despachos de Pablo Iglesias e Irene Montero.

Censura: el Congreso echa a un periodista de OKDIARIO por publicar imágenes del despachazo de Iglesias

Los delirios de grandeza de Iglesias: tira los tabiques de tres despachos para hacerse uno solo

El empeño de Podemos en amordazar a OKDIARIO -periódico que ha revelado las informaciones más comprometidas para la formación, como la adquisición del chalé por parte de Pablo Iglesias e Irene Montero– no cesan.

Después de que la Mesa de la Cámara -donde PSOE y Podemos suman mayoría- decidiese esta semana retirar la acreditación, durante un año, a uno de sus periodistas, Podemos da un paso más: presiona al Congreso para que expulse a todos los informadores de OKDIARIO en la Cámara, impidiéndoles, de esta forma, ejercer un derecho reconocido por la propia Constitución.

Esta semana, la Mesa del Congreso acordó sancionar al periodista de OKDIARIO Segundo Sanz por la publicación de imágenes en exclusiva de los despachos de Iglesias y Montero. Gracias a ese trabajo, se pudo conocer que Iglesias disfrutará en esta legislatura de unas dependencias que son el triple de las de cualquier diputado raso y el doble en el caso de la portavoz parlamentaria.

Precisamente, ha sido Montero la que, este viernes, ha utilizado las dependencias del Congreso -sala de prensa- para arremeter contra la propia Cámara por no extender la sanción a todo OKDIARIO. Una reclamación inédita en un Estado democrático.

"Espionaje"

La rueda de prensa fue convocada por Podemos para abundar exclusivamente sobre esta cuestión, además de responder a la última propuesta de Pedro Sánchez para la investidura.

Los podemitas, en declaraciones de Montero, denuncian un supuesto "espionaje" político contra ellos en el Congreso con "entradas y grabaciones" en despachos del partido. La dirigente no mencionó en ningún momento a OKDIARIO, aunque la referencia es obvia por el tema en cuestión. Montero trató de vincular estos hechos a "organizaciones vinculadas a las cloacas del Estado".

"Estamos preocupados porque esta acción se produzca y por la actitud del Congreso de permitirlo", dijo, en alusión directa a la presidenta de la Cámara, la socialista Meritxell Batet.

A Montero le irrita especialmente que estas "cloacas del Estado", como dice, "campen a sus anchas" en la Cámara Baja. Incluso reprochó que ello, siempre en su opinión y la de su partido, "amedrenta la labor de los representantes de la soberanía nacional" y lo hace "en un contexto tan relevante como la investidura". Una teoría conspiranoica que tiene para Podemos una conclusión clara: hay que expulsar a un medio de comunicación de la Cámara.

Podemos ha verbalizado por primera vez este intento de represión en público. Aunque, en privado, ya lo hizo el miércoles, en la reunión de la Mesa del Congreso, donde intentó vehementemente que OKDIARIO no entrase más en las dependencias parlamentarias, algo a lo que se opusieron el resto de grupos.

La Presidencia de la Cámara destacó que en el orden del día lo que figuraba era el expediente conforme a la Instrucción de 2011 contra un periodista y no cuestiones "propias de un examen que debe realizarse en otro contexto y por órgano y cauce distintos de los contemplados en la citada Instrucción de 2011".

Podemos no se conforma con un periodista: exige al Congreso que expulse a todo OKDIARIO
Interior del despacho doble de Irene Montero en el Congreso de los Diputados. (Fuente: OKDIARIO)

Manipulación

La difusión de la noticia sobre los despachos de Iglesias y Montero ha irritado a los dirigentes podemitas, que presentaron una queja formal al Congreso, concluyendo en el referido expediente y, finalmente, en la retirada de la acreditación al informador por el "plazo máximo de un año".

Y todo, tras una interpretación tergiversada de las normas del Congreso (Instrucción de la Presidencia del Congreso de los Diputados sobre Información Gráfica de la Cámara).

En concreto, la sanción se justifica "por el uso de unas imágenes que utilizó deliberadamente como información fundamental a pesar del modo en que se habían obtenido". Es decir, por la utilización de unas imágenes, sin haber podido confirmar, en ningún momento, si el periodista fue el autor de la grabación ni tampoco que hubiese entrado en ningún despacho.

Cabe recordar, además, que los periodistas, a diferencia de los reporteros gráficos, no tienen prohibida la circulación por los pasillos de la Cámara. Sanz accedió a la planta donde se ubican los despachos de Podemos para comprobar la veracidad de la información recibida.   

El Congreso, en cambio, interpreta la Instrucción a su manera y concluye que: "Toda vez que el hecho de que su acreditación no lo sea para realizar labores de reportero gráfico si no la de redactor, no impide que deba respetar las normas para la elaboración de toda información gráfica al amparo de la citada Instrucción, que resulta aplicable a cualquier difusión de imágenes obtenidas ilegalmente siendo este el hecho en sí sancionable".

El procedimiento se inició a raíz de una denuncia de la propia Montero ante la Comisaría Especial del Congreso de los Diputados, Defensor del Pueblo y Tribunal de Cuentas y de dirigir solicitud de "amparo" a la Presidencia del Congreso, la secretaría general de la Cámara decidió abrir dicho expediente de investigación sobre lo publicado por OKDIARIO. La vicepresidenta primera del Congreso, Gloria Elizo, perteneciente a Podemos, también participó en la apertura de este procedimiento.

En las imágenes, reproducidas por OKDIARIO, se mostraban los despachos abiertos que estaban siendo en ese momento acondicionados para el nuevo mandato, con cajas y otros enseres tirados en el suelo del pasillo.

Lo último en España