DESESPERACIÓN EN EL CAMPO

Podemos alardea de su ley animalista mientras los ganaderos sacrifican 71.000 vacas por la inflación

ley animalista podemos
Podemos alardea de su ley animalista mientras los ganaderos matan 71.000 vacas por la inflación

La situación en el campo es desesperante. La espiral inflacionaria y el encarecimiento del alimento para animales ha obligado a los ganaderos a aumentar el número de vacas sacrificadas en 71.000 animales durante los primeros cinco meses del año. Mientras el campo asume el doloroso coste de sacrificar miles de cabezas de vacuno por semana, -hoy se paga más por la carne que por un litro de leche- la ministra Ione Belarra alardea de su Ley de Bienestar Animal sin mencionar el daño que está ocasionando a la España rural. Son animales que para Belarra no cuentan en absoluto.

Es sabido el desprecio que tiene la izquierda radical por el campo. Como allí no cosechan votos, han decidido hacerles la vida imposible a los agricultores y ganaderos a través de una asfixiante burocracia, salpicada de falso ecologismo. El mayor ejemplo es su ley animalista, que prohíbe la cría a particulares, la compra de animales en tienda, persigue el abandono y hasta exige un curso para tener mascotas. También promueve la esterilización generalizada y equipara a los perros de caza, pastoreo y ganadería con los animales domésticos, causando un profundo malestar en el mundo de la caza, al cual detestan.

Podemos ha recriminado que las posturas críticas desde la derecha a su ley animalista reflejan una «catadura moral realmente nefasta» y ha señalado que los cazadores que tengan una actitud respetuosa con sus perros no van a tener ningún problema con esta nueva normativa, pero sí aquellos que incurran en maltrato. Pero olvida que hasta las autonomías de PSOE se han levantado contra la Ley de Bienestar Animal de Podemos. El presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page, ha dicho que es una ley animalista «hecha desde una mentalidad urbanita que no tiene lógica».

Mientras en Podemos se entretienen con legislaciones sectarias que perjudican a la España rural que dicen defender, el campo ha tenido que asumir en el último año una subida del 120% del precio del gasóleo, un 180% de la energía eléctrica y 36% en los piensos. Según datos de Agapro (Asociación de Ganaderos y Productores de leche), unas 15.000 vacas en España han pasado del mercado de la leche al de la carne, mucho más rentable.

Dos vacas a la semana

Un caso es de Roberto López, el mediático ganadero gallego que profetizó que «comeríamos mierda», sacrifica dos vacas al mes: “Nosotros somos privilegiados por sacrificar a dos vacas al mes, algunos no pueden sostener a los animales, es la pescadilla que se come la cola, tienen que subir los precios”.

“Cuando la gente vea que hay escasez que vean que es culpa de la industria, no de los ganaderos. La gente va a ser la que va a reclamar”, afirmaba en El Programa del Verano. “Nos han ido echando uno a uno con el paso de los años con complicaciones y trabas, nosotros tenemos comida, tengo de todo, os morís si no os coméis mis tomates, vosotros comeréis mierda”.

«No sólo las vacas, son los pollos o pavos…. no va a haber pollo ni pavo». De hecho, el ganadero explica la situación de estas aves: «Es que el pollo es matemática pura y dura, a ‘x’ días hay que sacrificarlos, si no siguen comiendo, se pasan de peso, no valen para la cadena, hay que matarlos y tirarlos… esto es mucho más grande de lo que os podáis creer».

Quizá Belarra no lo sepa, pero cuando estos ganaderos tiene que sacrificar a uno de sus animales, el dolor es inmenso: «¿Si he tenido que matar ya a alguna vaca? Sí, claro, como todos mis compañeros, prefiero no decirlo porque volveré a llorar y mis compañeros me han pedido que no llore, que dé la cara por ellos», afirmaba López en marzo.

Lo último en España

Últimas noticias