Nueva Ley de Protección Animal

Los puntos más controvertidos de la ley de bienestar animal: así te afectará si tienes perro o gato

ley de bienestar animal
Perros tumbados en un jardín. (Foto: EP)

El Gobierno de Pedro Sánchez aprobó recientemente el anteproyecto de Ley de Protección, Derechos y Bienestar de los animales, que tiene como objetivo «poner fin al maltrato, abandono y sacrificio animal». La ministra de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra, es su principal impulsora. El texto está listo para su tramitación parlamentaria.

Esta nueva normativa contiene algunos puntos que han generado controversia, como que los dueños de los perros tengan que «superar un curso formativo» que facilite una «tenencia responsable del animal», así como suscribir un seguro de responsabilidad civil. La nueva ley prohíbe los circos con animales salvajes, la venta de perros, gatos y hurones en las tiendas y pretende «reconvertir» los zoos y delfinarios en «centros de recuperación de especies autóctonas».

Penas y sanciones

Esta normativa endurece las penas por maltrato a través de una reforma del Código Penal. Se establecen multas de hasta 600.000 euros para las infracciones muy graves, también contempla medidas adicionales para los incumplimientos que pueden alcanzar al decomiso del animal y su entrega a una entidad de protección. En caso de que un animal fallezca por maltrato, la pena podría llegar a los 24 meses, que podría elevarse hasta los 36 meses en caso de que concurra más de un agravante. En esta medida se incluyó a todos los animales vertebrados. Se añade que los animales pasarán a ser «seres sintientes» en la ley española y se considerará que «los animales son seres vivos dotados de sensibilidad».

El dueño de un animal tendrá que asumir los posibles daños que pudiera ocasionar a otros individuos, animales o cosas, a las vías o espacios públicos y al medio natural. En el apartado de sanciones, se distinguen tres tipos diferentes: leves, graves y muy graves. En el caso de las infracciones leves, las multas oscilarán entre 600 y 30.000 euros; en las graves, entre 30.001 y 100.000 euros, y en las muy graves, 100.001 y 600.000 euros. Además, se disponen como sanciones accesorias la posibilidad de inhabilitar al propietario de la tenencia de animales «por un periodo máximo de cinco años para las infracciones graves y de cinco a 10 años para las muy graves».

Prohibido sacrificar

Este anteproyecto de Ley de Protección, Derechos y Bienestar de los animales prohibe el sacrificio de animales de compañía, excepto por «razones sanitarias o eutanásicas». Se prohíbe también emplearlos como reclamo publicitario si no existe autorización previa. Además, queda prohibida su integración en exposiciones de belenes, cabalgatas o procesiones donde se mantenga al animal inmovilizado.

La nueva normativa busca acabar también con el abandono del animal. Cada año se abandonan a más de 300.000 animales en toda España, una media de 800 al día, según los datos oficiales. Es por eso que la ley contempla que todas las mascotas deberán estar identificados y la cría sólo podrá ser ejercida por criadores registrados y profesionales.

Prohibida la venta

Con la aprobación de esta nueva ley quedaría prohibida la venta de perros, gatos y hurones en las tiendas de mascotas, así como su exhibición y exposición al público con fines comerciales, excluidos los peces.

La nueva normativa contempla la prohibición de los circos con animales salvajes y la utilización de animales en actividades y espectáculos en los que puedan sufrir daño o muerte, como las peleas de gallos o el tiro al pichón.

Los zoos y delfinarios, según el anteproyecto, se reconvertirían en «centros de recuperación de especies autóctonas».

De esta reforma legal quedan excluidos los animales de los espectáculos taurinos, los animales de producción, los animales de experimentación e investigación, incluida la docencia. No obstante, sí que están incluidos los perros de caza, que deberían quedar inscritos en el nuevo Registro de Animales de Compañía y estar vinculados a la licencia de caza de su titular. La normativa también prevé la esterilización de estos si se mantienen en el exterior de viviendas o pueden tener contacto no controlado con otros, entre otras medidas o si conviven en el mismo espacio canes de distinto sexo.

Supervisión

Se fija en tres días el tiempo máximo que se puede dejar sin supervisión a cualquier mascota. En el caso de los perros, dicho plazo no podrá superar las 24 horas seguidas. La norma regula el acceso de los animales a transportes públicos y privados a aquellos animales de compañía que «no constituyan un riesgo para las personas» y señala que los conductores de taxis y VTC que los acepten en sus vehículos tienen «el derecho a percibir un suplemento» establecido previamente por la autoridad competente.

Además, se regula que los establecimientos públicos y privados «como alojamientos hoteleros, playas, restaurantes o bares» que no permitan la entrada y estancia de animales deberán mostrarlo mediante un indicativo «visible desde el exterior» que lo señale.

Lo último en España

Últimas noticias