Crisis del Mediterráneo

Pedro Sánchez desobedece a la UE y permite al ‘Open Arms’ rescatar inmigrantes en plena campaña electoral

Open Arms
El buque 'Open Arms'.

Pedro Sánchez autoriza en plena campaña la vuelta del Open Arms a aguas del Mediterráneo. Le 'prohíbe' rescatar inmigrantes, pero oculta que están obligados a hacerlo.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha dado luz verde al barco de Open Arms para que pueda realizar misiones logísticas entre las islas griegas. No puede realizar misiones de rescate de inmigrantes. Sin embargo, la autorización esconde una trampa: la embarcación no puede negarse a recoger inmigrantes si estos les piden auxilio.

Según explican fuentes de la seguridad del Estado a OKDIARIO, el buque “está obligado por un convenio internacional a recoger a los inmigrantes que soliciten ayuda” mientras la patera en peligro de naufragio se encuentre en la zona de influencia del Open Arms.

De esta forma, Sánchez desobedece en plena campaña electoral el mandato europeo que exigía a España cumplir con la normativa internacional sobre rescates en el mar. El Frontex, la entidad de la Unión que vigila las fronteras marítimas de Europa, advirtió en la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior de la Eurocámara que debería cumplirse el “código de conducta” establecido para estos casos. Y consideran que las ONGs que rescatan inmigrantes en el Mediterráneo no lo hacen.

Tras cien días bloqueado en el puerto de Barcelona, Pedro Sánchez ha permitido al barco de la ONG Open Arms a zarpar rumbo a Grecia. El objetivo de su misión será entregar material para la recepción de inmigrantes en las islas de Lesbos y Samos. No tienen autorización para llevar a cabo misiones de búsqueda y rescate de pateras a la deriva.

La trampa

Pese a que el Open Arms no tiene permiso explícito del gobierno para misiones de rescate y salvamento, el gobierno de Sánchez oculta que el Convenio Internacional sobre el Salvamento Marítimo de 1989 obliga a cualquier capitán de barco a acudir a la llamada de socorro de una embarcación en peligro y rescatar a sus tripulantes, llevándolos hasta un puerto seguro.

En la práctica, explican las fuentes del sector marítimo consultadas por OKDIARIO, el Gobierno está autorizando al buque de Open Arms a rescatar a aquellas pateras que se encuentren en el Mar Egeo y soliciten su ayuda. De hecho, explican, la única manera de evitar que eso pase es impidiendo la salida al mar del barco, tal y como se ha hecho en los últimos meses.

Ya el pasado otoño, tras el cierre de puertos en Europa que afectó a las ONGs que rescatan inmigrantes en el Mediterráneo, desde Open Arms advirtieron que “toca ahora desobedecer” e hicieron referencia precisamente a la Convenio Internacional sobre el Salvamento Marítimo de 1989.

Últimas noticias