Juicio a Willy Toledo

El Gobierno considera «indignante» que se pueda acabar en la cárcel «por cagarse en Dios»

«El juicio a Willy Toledo es un sinsentido. Es indignante que haya corruptos que se van de rositas y que a la vez haya gente que pueda acabar en la cárcel por cagarse en Dios». El tuit de Pablo Iglesias es como poco sorprendente para alguien que ocupa nada menos que una vicepresidencia del Gobierno.

Pero este es el mensaje textual que ha difundido a primera hora de esta tarde el socio de Pedro Sánchez en el Gobierno con motivo del juicio que hoy ha sentado de nuevo en el banquillo al actor Willy Toledo.

El actor Guillermo Toledo, conocido popularmente como Willy Toledo, ha defendido este lunes en el juicio por sus mensajes en Facebook, en los que insultaba a Dios y a la Virgen María, que sus palabras son «blasfemia» y no constituyen delito, mientras que la acusación, ejercida por Abogados Cristianos, ha destacado que se trata de un ataque a la libertad religiosa.

El abogado defensor, Endika Zulieta, ha señalado que las palabras de Willy Toledo corresponden a las «antiguas blasfemias». «Eso pertenece a la España oscura. A mí me suena muy mal, pero eso no es delito», ha dicho en el juicio, que queda visto para sentencia. Zulueta ha destacado además que conoce a Willy Toledo desde muchos años, en los que incluso han coincidido «en misa».

Toledo ha asegurado durante el juicio, en el que solo ha respondido a palabras de su abogado, que «no tenía intención ni deseo de ofender ni a los católicos ni a los musulmanes, ni a los seguidores de la secta del monstruo del espagueti volador», y ha señalado que escribió esos mensajes para expresar su «indignación» sobre hechos de la «actualidad política».

Por su parte, la abogada Polonia Castellanos, de Abogados Cristianos, asociación que ha ejercido la acusación, ha destacado que «el insulto no es necesario» para ejercer la «libertad de expresión». «La libertad de expresión se puede ejercer sin pisotear los derechos de los demás», ha resaltado.

Al mismo tiempo, ha resaltado la importancia de este juicio para que «las vejaciones terminen». Durante el juicio, el presidente de la Asociación Musulmanes por la Paz, Raúl González, ha reconocido en calidad de testigo que no había leído los textos por los que se acusa a Willy Toledo.

Lo último en España

Últimas noticias