Iglesias arremete contra los partidos por hablar de ETA: "Es una falta de respeto a las víctimas"

A Pablo Iglesias no le gusta que el nombre de ETA salga a relucir en esta campaña. La connivencia de Podemos con Bildu y los incidentes provocados por los proetarras en los actos de Vox en Bilbao y San Sebastián, y en el de Ciudadanos en Rentería, restan puntos a los morados. Y, encima, Iglesias se escuda en que le parece "una falta de respeto a las víctimas".

El dueño de un casoplón en Galapagar insta al resto de formaciones políticas a hablar de vivienda, de sanidad o de educación. "Ellos prefieren hablar de ETA", lo que a su juicio es una falta de respeto a la ciudadanía, ha recalcado en declaraciones a Ser Mallorca.

Posteriormente, en el mitin que ha celebrado en Palma, ha señalado que aunque le parece "muy bien" que algunas formaciones que concurren a las generales "quieran seguir hablando de ETA", él invita al resto a debatir sobre cómo hacer para que se cumplan los artículos de la Constitución que protegen a los ciudadanos, porque no sólo están "el 135 o el 155".

En este mitin, en el que ha estado acompañado por el candidato de Unidas Podemos a la Presidencia del gobierno balear, Juan Pedro Yllanes, el candidato de la formación al Senado por Mallorca, Pep Malagrava, y la candidata de Unidas Podemos al Congreso por Illes Balears, Antonia Jover, Iglesias hacía referencia así al intento de cientos de personas de boicotear el acto de campaña de Ciudadanos en Rentería este domingo.

"Algunos en esta campaña van a querer seguir hablando de ETA, y me parece muy bien, pero creo que por dignidad ya van siendo hora de conocer cuáles son sus propuestas para que se cumpla la Constitución Española", ha apuntado, para añadir que desea que las historias de las mujeres "que se rompen la espalda" siendo camareras en los hoteles, o las historias de los pensionistas, llenen las urnas para que "por fin haya un gobierno en el país que se ocupe de los problemas de la gente".

Durante el acto político celebrado en la Plaza España de la localidad, que fue lugar clave para el movimiento 15M, y que ha logrado congregar en torno a 400 personas, el líder de la formación morada ha escuchado las demandas de colectivos como las ‘kellys’ (camareras de piso en hoteles de la zona), de pensionistas o de inmigrantes. Cuando ha tomado la palabra, ha subrayado que si bien en campaña la palabra España se repite "mucho", él aboga por llenarla de contenido con las historias de esa gente que vive y trabaja en ella, sin tener en cuenta su lugar de nacimiento.

Contra la "uberización"

En este punto, ha rememorado la historia de una de esas camareras que trabaja en la limpieza de un hotel en las islas, y tras detallar las condiciones laborales, unas 22 habitaciones diarias a 2,30 euros cada una, ha apuntado que "eso es España, la historia de España".

Así, ha recordado, como en mítines anteriores, a los jóvenes que trabajan como "falsos autónomos" repartiendo paquetes o comida en bici para multinacionales, a los pensionistas con pagas insuficientes, a la gente en paro o a los que se marcharon de España para buscar trabajo, y se ha preguntado "por qué no se habla de esa gente cuando se habla de España".

Una vez más, ha insistido en que las diferentes fuerzas deben debatir sobre cómo hacer que se cumpla la Constitución, y en concreto el artículo 35.1 de la misma que hace referencia al derecho al trabajo. "Este artículo no se cumple, y quiero preguntar al resto qué están dispuestos a hacer para que se cumpla", ha indicado, para acto seguido detallar que ellos proponen por ejemplo acabar con la flexibilización "que instauraron las reformas laborales del PSOE y del PP".

Entonces, Iglesias, ha explicado que ajustarán el contrato temporal para que sea de mínimo un mes y máximo seis meses porque "concatenar contratos temporales es violar la Constitución". A esto ha sumado que plantearán medidas para acabar con la brecha salarial como una Ley de Igualdad Retributiva por la que las grandes empresas se someterán a auditorías salariales y se enfrentarán a sanciones en caso de negarse.

Contra Uber y Cabify

En materia laboral, Iglesias ha indicado que su formación también pretende "poner orden" en la subcontratación limitándola a servicios especiales, y que protegerá los derechos laborales de los empleados en ese tipo de empresa para que tengan las mismas condiciones que el resto.

También propone acabar con el "fraude de las horas extras" y ha apuntado que en empleos a tiempo parcial será considerada extraordinaria cualquier hora por encima del tiempo de contrato, y se tendrá que pagar como tal.

Sobre otra de las propuestas estrella en materia económica de Podemos, acabar con la "uberización", Iglesias ha indicado que hay que poner fin al fraude de los falsos autónomos diciendo que hay una relación laboral cuando solo hay un pagador o cuando este supone la mayor parte de los ingresos del trabajador. "Dicen que eso es moderno, que el siglo XXI consiste en no tener derechos laborales, a lo modernos les decimos que eso va contra los derechos laborales", ha apostillado.

En este sentido, ha anunciado que crearán unidades especiales en inspección de trabajo y unidades especiales en la Agencia Tributaria para comprobar si esas plataformas pagan impuestos en España o en paraísos fiscales. ""Quien hace negocios en España, debe cumplir la Constitución", ha manifestado.

Para las camareras de piso, Iglesias ha abogado por que se puedan jubilar de manera anticipada sin ser penalizadas, y para las empleadas de hogar, que tengan garantías y se integren en el régimen general de la Seguridad Social con prestación por desempleo y protecciones frente al despido.

Iglesias ha finalizado el mitin deseando que todas las historias de esa gente llenen las urnas el 28 de abril "para que por fin haya un Gobierno en el país que se ocupe de su problemas". "A llenar de dignidad y de pequeñas verdades y de pedazos de historia el próximo día 28", ha añadido.

Lo último en España