Alsasua

Nueva ofensiva proetarra contra la Guardia Civil en Alsasua: «Que se vayan de aquí»

Alsasua Guardia Civil
Cartel proetarra de la manifestación contra la Guardia Civil en Alsasua.

Los proetarras han convocado un acto contra la Guardia Civil el próximo viernes 29 de julio en Alsasua (Navarra), la localidad donde dos agentes de la Benemérita y sus respectivas parejas recibieron en octubre de 2016 una paliza en un bar. «Fuera de aquí» y «que se vayan de aquí» son dos de los lemas que aparecen en este cartel junto a una olla a presión. También aparece una especia de murciélago disfrazado de guardia civil, con tricornio incluido, mostrando un retrato del dictador Francisco Franco, además de exhibir un revólver y una botella de whisky.

Macarena Olona, portavoz adjunta de Vox en el Congreso, ha denunciado esta concentración proetarra a través de las redes sociales. «Éste es el odio que vomitan los cachorros bilduetarras contra la Guardia Civil y sus familias en País Vasco y Navarra. Los mismos que intentan boicotear los actos electorales de Vox. No son antifascistas. Son los enemigos de nuestra democracia. ¿Y la querella de la Fiscalía?», se ha cuestionado la dirigente de Vox a través de un mensaje colgado en su perfil de Twitter.

Este acto contra la Guardia Civil ha recibido el rechazo de los constitucionalistas, que no han dudado en mandar su apoyo a la Benémerita en unas de las localidades donde más odio se difunde contra el instituto armado.

Las condenas

El 15 de octubre de 2016, dos agentes de la Guardia Civil acudieron con sus parejas a un bar de Alsasua y acabaron recibiendo una brutal paliza por parte de varios proetarras. Ocho personas fueron detenidas y en junio de 2018 fueron condenadas por la Audiencia Nacional a penas de entre 2 y 13 años de prisión por delitos de atentado a agentes de la autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas. Esta resolución descartó el delito de terrorismo, tal y como pidió la Fiscalía, porque se consideró que las agresiones no tuvieron «una finalidad de este tipo».

El 9 de octubre de 2019, el Tribunal Supremo rebajó las condenas de los agresores impuestas por la Audiencia Nacional y las situó entre un año y los 9 años de prisión. Los ocho jóvenes proetarras fueron confirmados como coautores de varios delitos de atentado a agentes de la autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas pero han visto notablemente reducidas sus penas, después de que fuesen admitidos por el Alto Tribunal los recursos presentados por sus defensas.

Para el Supremo no existió en esta paliza en Alsasua ningún agravante de superioridad ni marcado componente ideológico, en el ataque perpetrado, tal y como sostuvo en sus petición de condenas el representante del Ministerio Público, el fiscal Álvaro Redondo.

Podemos les jalea

Este jueves, tres de los condenados por esta paliza a dos guardias civiles y sus parejas obtuvieron el tercer grado penitenciario. Estos tres radicales, condenados a entre 9 años y medio y 8 años y medio de prisión, fueron quienes recibieron las penas más altas en el caso.

Podemos no tardó en jalear y aplaudir la concesión del tercer grado penitenciario a estos condenados. A través de las redes sociales, el portavoz de la formación morada en el Parlamento navarro, Mikel Buil, remarcó que fue «una buena noticia que no nos puede hacer olvidar la tremenda injusticia que se está cometiendo con estos chavales».

Por su parte, un miembro del equipo jurídico del partido de Pablo Iglesias, Alejandro Gámez Selma, se pronunció en la misma línea: «Tarde, pero hay que celebrar esta noticia: Los chicos de Alsasua ya están en tercer grado penitenciario y pueden acceder a permisos», ha subrayado.

Lo último en España

Últimas noticias