PODEMOS

Montero claudica pero no dimite: «Estoy dispuesta a ceder, reformar la ley del ‘sólo sí es sí’ y subir penas»

Ver vídeo

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha adelantado este sábado que está «dispuesta a ceder» y a «reformar la ley del sólo sí es sí y subir algunas de las penas», siempre y cuando «no se cambie el modelo» del «consentimiento en el centro».

A pesar de que ya son casi 400 los agresores sexuales que han visto rebajadas sus penas por la aplicación de esta nueva legislación promulgada por el Ministerio de Igualdad y aprobada por todo el Gobierno de Pedro Sánchez, Montero se niega a dimitir aunque sí se abre a reformar la ley aunque, a su juicio, esta consecuencia se debe a que «una minoría de jueces» la aplica «mal».

«Estoy dispuesta a ceder, con tal de que tengamos una respuesta unitaria como Gobierno ante esta ofensiva contra la ley del sólo sí es sí. A reformar la ley, y, si es necesario, también a subir algunas penas, aunque todas sabemos que el trabajo fundamental para luchar contra las violencias sexuales está en poner más psicólogas en la calle, está en poner más trabajadoras sociales y está en garantizar la protección integral para las mujeres», ha manifestado en un acto de Podemos celebrado este sábado en Murcia.

«Sólo hay una cosa en la que no estoy dispuesta a ceder», ha agregado, «el cambio del modelo, la vuelta al esquema penal de la violencia y la intimidación, el consentimiento ha venido para quedarse».

De esta forma, Montero se aferra a su cargo, remunerado con un sueldo anual de 79.415 euros, a pesar de ceder en la reforma de penas de su ley estrella, después de repetir por activa y por pasiva que no lo haría y que esta es una ley que «protege a las mujeres».

Con todo, Montero ha insistido en que «esta ley está bien hecha» porque, ha recordado, se hizo «mano a mano con el ministerio competente para las reformas penales, el de Justicia de Juan Carlos Campo, con un equipo excelente», y que las consecuencias de cientos y cientos de rebajas de penas a agresores sexuales se debe a «la ofensiva de sectores reaccionarios».

Montero ha asegurado hacerse «cargo» del «dolor, del sufrimiento, de la preocupación de las víctimas y de quienes las acompañan, de sus abogadas, de sus familiares y también de la preocupación social», por esas rebajas.

«Me preocupa que seamos capaces de responder a esta ofensiva de la derecha judicial y mediática que en el fondo nos está diciendo una cosa que creen que va a disciplinar a las feministas que es ‘habéis llegado demasiado lejos, habéis querido correr demasiado y estas son las consecuencias, no se entienden los cambios que proponéis’ y yo creo que hay que responderles ‘ya hemos esperado demasiado, ni un paso atrás’», ha apostillado.

Finalmente, se ha referido a la propuesta del Partido Popular para que se mantenga «el modelo de la violencia o la intimidación», ese PP, ha dicho, «que mete a las instituciones a quienes niegan las violencias machista». «Señor Feijóo, solo sí es sí», ha concluido.

Lo último en España

Últimas noticias