Gobierno PSOE-Podemos

La ministra de Justicia se reúne con Bildu y ERC para hablar del CGPJ mientras Sánchez presiona al PP

ministra justicia
La ministra de Justicia, Pilar Llop.

La ministra de Justicia, la socialista Pilar Llop, se reunió este miércoles a puerta cerrada en el antiguo Palacio de la Marquesa de Sonora, sede del ministerio, con parlamentarios de Bildu y ERC, socios del Gobierno socialcomunista, además de otros miembros de la Comisión del ramo del Congreso, para abordar el nuevo curso político y especialmente la reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Toda una deferencia con sus aliados de la mayoría Frankenstein, que incluso podrían entrar en el nuevo Consejo, el mismo día en que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, retomaba su operación de acoso al PP situándolo «fuera de la Constitución» por no permitir que Podemos y sus socios entren en el órgano de gobierno de los jueces y plantear una reforma de elección del mismo para que sean los propios jueces quienes se elijan a sí mismos.

«Ninguna formación política tiene derecho a incumplir sus obligaciones constitucionales, a situarse fuera de la Constitución», porque eso «menoscaba el prestigio de nuestra democracia y nuestra arquitectura constitucional», declaró Sánchez este miércoles en su chantaje al PP en un acto de autobombo de inicio de curso, al que asistió la propia Llop tras su reunión en el Ministerio.

Según fuentes parlamentarias conocedoras del encuentro, algunos portavoces han participado en la reunión de forma telemática y otros lo han hecho de manera presencial. A través de una videoconferencia, explican las mismas fuentes, entró el portavoz de Bildu en la Comisión de Justicia, Jon Iñarritu, quien reprochó al Ejecutivo su «tibieza» al Ejecutivo, instándole a plantear una drástica reforma de la ley para forzar la dimisión inmediata de los vocales al día siguiente de agotar su mandato. Un simple maniobra de presión a los partidos para llegar a un acuerdo, dado que este planteamiento de los proetarras provocaría un vacío de poder en el CGPJ.

También Podemos quiere ir más allá y defiende reactivar la propuesta que llegaron a registrar con el PSOE en el Congreso -pero que está aparcada- para rebajar las mayorías necesarias a la hora de elegir a los vocales del CGPJ, pasando de dos tercios a una mayoría absoluta y sortear así el bloqueo del PP.

Sin cobertura de prensa

La convocatoria de esta reunión, a la que asistió la separatista Carolina Telechea, por ERC, si bien ha sido recogida en la agenda oficial de Moncloa, en cambio, no ha tenido cobertura de prensa y la nueva titular de Justicia no ha comparecido a su término. Sí lo ha hecho, por su parte, pero en el Congreso de los Diputados, el portavoz adjunto de Cs, Edmundo Bal, quien ha explicado en rueda de prensa que ha instado a la ministra a impulsar una «urgente despolitización en el nombramiento del CGPJ» con el fin de que los 12 vocales que corresponden a la carrera judicial sean elegidos directamente por jueces y magistrados.

Bal ha denunciado que España lleva 36 años siendo «una anomalía en Europa, sólo junto a Polonia» desde que se reformó la ley en los 80 para que los vocales sean elegidos por Congreso y Senado. El problema, según ha manifestado, no son los 1.000 días que lleva el CGPJ en funciones, sino los 36 años que los grandes partidos llevan repartiéndose vocales con los nacionalistas.

Por su parte, desde el Grupo Popular, fuentes presentes en el encuentro han declarado a Europa Press que han reiterado a la ministra seguir apostando por la «despolitización de la Justicia», proponiendo también que sean los jueces quienes elijan a los jueces. De esta manera, los populares inciden en el mensaje lanzado por su líder, Pablo Casado, al Ejecutivo socialcomunista en este arranque de curso. «Que abandonen toda esperanza. No vamos a contribuir a esa politización del Consejo General del Poder Judicial, y para renovarlo tendrán que aceptar que los jueces elijan a los jueces», dijo Casado la víspera.

Vox declina asistir

Desde Vox, fuentes de la dirección del partido explican que ellos no han participado en esta reunión porque no lo hacen en ninguna de este tipo que se celebran entre ministerios y grupos parlamentarios fuera del Congreso. «Nosotros no mantenemos reuniones bilaterales con el Gobierno ni en los ministerios ni en ningún sitio que no sea el propio Congreso de los Diputados, porque consideramos que es en la sede la soberanía popular donde deben venir a rendir cuentas», recalcan. «Todo este tipo de acercamientos, de charlas informales con los grupos parlamentarios, buscando es, el acercamiento, nosotros estamos frontalmente en contra porque es una omisión de la obligación de control, como estamos viendo», sentencian tales fuentes, denunciando aquí Sánchez permanezca más de 70 días sin dar la cara en sede parlamentaria.

Vox propone recuperar la fórmula derogada en 1980 por la que 12 de sus miembros sean elegidos por los propios jueces por votación y los ocho restantes designados por el Parlamento por mayoría de tres quintos entre abogados y otros juristas de reconocido prestigio.

En la reunión, y según las fuentes consultadas, la ministra de Justicia también ha dado a entender que la intención del Gobierno sigue consistiendo en abordar la reforma del CGPJ junto a la de otros órganos constituciones, como el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas y el Defensor del Pueblo, es decir, como un todo.

Lo último en España

Últimas noticias