El marido de Oltra siguió dos años en el centro de menores tras ser denunciado por abusar de una niña

El marido de Mónica Oltra siguió trabajando durante dos años en el centro de menores tutelado por la Consejería de la actual vicepresidenta valenciana pese a que una menor le denunció por abusar sexualmente de ella. La denuncia se produjo en febrero de 2017 y, pese a la existencia de la misma –y en medio de una «absoluta falta de competencia de la Consejería», según palabras de la Fiscalía–, el ya ex marido de la vicepresidenta valenciana siguió ejerciendo de educador con acceso a más menores tutelados. Ya en diciembre de 2019 llegó la sentencia que le condenó por los abusos.

La primera medida que se adopta en aplicación de las normas de violencia de género en caso de mediar una denuncia de abuso sexual sobre un menor es el alejamiento del abusador. La menor, en el caso del marido de Oltra, era una niña. Pero, pese a ello, se esperó sin apartarle del centro de menores. La ahora vicepresidenta del Gobierno valenciano que mantiene en alianza con el PSOE, Mónica Oltra, argumentó en su momento que la Generalitat no puede apartar a un trabajador de un centro de menores de su puesto de trabajo sin que exista una condena o alguna medida cautelar que así lo ordene, aunque esté acusado o existan sospechas de supuestos abusos sexuales. El marido de Oltra –en el centro de menores bajo la categoría de educador– siguió trabajando, al no haberse dictado ninguna medida preventiva.

Investigación interna fallida

En un primer momento, el centro abrió una investigación interna por la que el ahora condenado fue apartado del trabajo temporalmente. Pero, lo cierto es que tras cerrar esa investigación, regresó al centro con la única cautela de ser ubicado en una planta diferente.

Se trata del enésimo capítulo negro de una historia en la que la Fiscalía ya ha dado un fuerte revolcón público a la vicepresidenta de la Comunidad Valenciana y líder de Compromís, Mónica Oltra. Y es que el escrito del Ministerio Público que ya ha publicado OKDIARIO, señala todo un listado de irregularidades cometidas por la Consejería de Igualdad que ella misma comandaba en la pasada legislatura y que, según palabras del propio fiscal, “con absoluta falta de competencia” llevó a cabo conductas que limitaron la defensa de una menor sobre la que se habían producido abusos sexuales. El autor de esos abusos, tal y como ya consta en la sentencia, fue el por entonces marido de la vicepresidenta valenciana.

La Fiscalía apunta a un silenciamiento de la denuncia de la menor durante cuatro meses. La víctima era una niña de 14 años ingresada en un centro dependiente de la Generalitat Valenciana y, por lo tanto, bajo supervisión de la Consejería de la propia Mónica Oltra durante la fecha de la denuncia: 2017.

El autor de los abusos sexuales fue Luis Eduardo Ramírez, educador del centro de menores y, por aquellas fechas, aún marido de la titular de la Consejería y ahora vicepresidenta del Gobierno de coalición con el PSOE, Mónica Oltra.

El ahora ya ex marido, de hecho, ha sido condenando a cinco años de cárcel y 10 de inhabilitación por abusos sexuales a una menor en una sentencia dictada en 2019. Los abusos fueron realizados a una menor tutelada en un centro de acogida del Barrio de Campanar, en Valencia, entre finales de 2016 y principios de 2017.

La Fiscalía señala que «llama poderosamente la atención que desde febrero de 2017, en que la menor habla por primera vez de abusos sexuales, hasta el 27 de junio de ese mismo año no se comunicara a la Fiscalía de Menores por parte de la Conselleria». Y añade que «la Conselleria, con absoluta falta de competencia –dado que el asunto se hallaba ya judicializado–, encargó dicha ‘prueba’ pericial a una entidad privada y, lejos de poner dicha pericial a disposición del juez encargado de la instrucción penal, la remitió a la Fiscalía de Menores dos años después de haberse realizado y una vez celebrado el juicio oral».

Lo último en España

Últimas noticias