Ayuntamiento de Madrid

Carmena impone a sus policías un parte de cacheo para criminalizarles después como racistas

Carmena impone a sus policías un parte de cacheo para criminalizarles después como racistas
Carmena impone a sus policías municipales un parte de cacheo para criminalizarles como racistas
Comentar

El formulario refleja la procedencia de la persona identificada o detenida

Las identificaciones más frecuentes son las de inmigrantes

El gobierno municipal de Madrid, que preside Manuela Carmena, acaba de repartir a la Policía Municipal el formulario que a partir de ahora deberán rellenar los agentes cuando procedan a la identificación de una persona. Los agentes denuncian que el objetivo final es criminalizarles como una policía racista.

Bajo el pretexto de “evitar que se produzca una práctica racista en la identificación y detención de personas”, los agentes madrileños están obligados desde hoy a rellenar un formulario que especifica la procedencia geográfica de la persona identificada o detenida.

En el “Formulario de identificación de personas en vía pública”, al que ha tenido acceso OKDIARIO, los agentes deberán rellenar la casilla correspondiente a la etnia de la persona que está siendo reconocida: gitano, Asia oriental (China, Japón…), Asia del sur (India, Pakistán…), África negra, África del norte (Marruecos, Egipto…), Afroamericano, Sudamérica, Europa del sur (Mediterráneo) y resto de Europa.

También deberán señalar el motivo de la identificación y si se ha procedido a un cacheo. Los policías municipales deberán quedarse con una copia de este formulario y entregarle otra al ciudadano.

Los agentes recuerdan que una de sus misiones principales en estos tiempos es identificar a las personas que se encuentran en situación irregular o de forma ilegal en España. De ahí que las identificaciones más habituales y que con mayor frecuencia se realizan sean las de inmigrantes. La fuentes consultadas por OKDIARIO creen que este dato será utilizado después por el gobierno municipal que dirige Manuela Carmena para acusarles de racismo “por el mero hecho de identificar más subsaharianos que británicos, por ejemplo”.

Las mismas fuentes ponen otro ejemplo para ilustrar las situaciones que pueden llegar a darse: en el supuesto de que una persona haya sido identificada o cacheada más de una vez el mismo día, podrá acudir a una comisaría con los dos copias del formulario recibidas y acusar así a los policías de realizar una “práctica racista”.

Últimas noticias