Los "dedazos" de Pablo Iglesias

Pablo-Iglesias
Pablo Iglesias responde a los periodistas.

No paran de anunciar fichajes como si de un equipo de fútbol se tratara y teniendo en cuenta que el proceso de primarias para las Generales de Podemos se celebró el pasado mes de agosto, son muchos los que se preguntan: ¿Puede Pablo Iglesias o la dirección general no sólo incorporar a sus listas a nombres independientes sino, incluso, llegar a ofrecer ministerios en el caso de que ganaran, como ya ha hecho? ¿Dónde está la consulta, la democracia y la importancia de los círculos?

La dirección de Podemos vuelve a situarse en el centro de las críticas de gran parte de su propia gente. ¿La Razón? Los "dedazos" del líder de la formación Pablo Iglesias.

Él se defiende: "Somos la única organización política que no utiliza las listas para colocar a los suyos, sino para colocar a los mejores".

A pesar de que desde sus inicios, tanto Iglesias como el resto de dirigentes podemitas, han presumido siempre de ser el partido "más democrático" en cuanto al sistema interno de elaboración y votación de listas, a la formación le llueven quejas y no cesan las dimisiones.

Problemas en el País Vasco

Podemos se descompone en el País Vasco. A la dimisión del secretario general de Podemos Euskadi, Roberto Uriarte, se suma la de gran parte de la dirección regional del partido por discrepancias con la dirección nacional.

El conflicto tiene su origen, según Uriarte, “en la Secretaría de Organización, que actúa como los aparatos de los viejos partidos” en clara referencia a los problemas provocados por la existencia de ‘submarinos’ de EH Bildu en el partido morado.

Hoy mismo, Pablo Iglesias se ha referido a este asunto, y lo ha hecho para declararse orgulloso de ser una organización política en la que hay dimisiones por ser la "más democrática".

Los fichajes

Lo cierto es que Pablo Iglesias lleva meses manteniendo reuniones con distintas personalidades de todos los ámbitos de la sociedad civil en busca de profesionales que vistan de prestigio la candidatura, para combatir la imagen de inexperiencia política y juventud o buscando un impacto en los medios y entre los suyos, como ya hizo con Manuela Carmena.

De este modo, en esta última semana, tres son los fichajes realizados por la formación naranja: el ex JEMAD Julio Rodríguez, el filósofo Santiago Alba Rico y el constitucionalista Javier Pérez Royo.

Julio Rodríguez

El fichaje del ex JEMAD provocó una gran sorpresa en la opinión pública. Muchos se preguntan qué hace un ex alto cargo del Ejército en Podemos, una formación republicana (Rodríguez ya ha asegurado que no le importaría volver a gritar ¡Viva España! ¡Viva el Rey!) y un partido que ha alentado en varias ocasiones a la desobediencia. Hace un año sus líderes hicieron una llamada a la "desobediencia civil" en caso de que el Tribunal Constitucional impugnara la ley de consultas catalana.

Javier Pérez Royo

Pérez Royo es un destacado catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad de Sevilla, de la que ha sido rector. Además fue presidente de la Conferencia de Rectores de España entre 1988 y 1992.

El constitucionalista formó parte de la Comisión Redactora del Estatut catalán de 2006, aún no sabemos qué piensa al respecto de la propuesta de su nuevo partido de celebrar un referéndum en Cataluña.

Reconocido jurista, Javier Pérez Royo se suma a la lista de fichajes para la candidatura de Podemos de cara a las elecciones generales del 20D.

El propio Pablo Iglesias afirmaba que “para liderar el cambio necesitamos contar con los mejores en cada ámbito y nadie cuestiona que Pérez Royo es una de las personas con más prestigio en el Derecho Constitucional en este país”.

Santiago Alba Rico

El filósofo Santiago Alba Rico se incorpora a la lista de Podemos al Senado por Ávila. Tiene más de una veintena de libros publicados desde los años 80 y, como anécdota, en su juventud fue uno de los guionistas del célebre programa de TVE La bola de cristal. En los últimos años, su obra se ha centrado en el análisis político y el mundo árabe.

Golpe de efecto

No hay duda de que incorporar a las listas de candidatos al Congreso al ex JEMAD José Julio Rodríguez ha sido algo más que un golpe de efecto, como lo fue en su día el fichaje de Manuela Carmena o la alianza con Ada Colau. Y parece que es lo que busca el partido de un Pablo Iglesias que vuelve a buscar hueco en las televisiones y radios. Sabe bien la importancia que tienen los medios de comunicación y, posiblemente, es eso lo que busca con sus "nuevas caras", amén de intentar arañar votantes al PSOE de Pedro Sánchez.

Pablo Iglesias se defiende

El secretario general de Podemos ha defendido este martes la "democracia interna" de la formación y explicó que entre la militancia se había preguntado "de manera democrática" si podían incluir en el partido a personas de la sociedad civil que "tuvieran mucho que aportar y el resultado de la votación salió que sí. De esta manera el partido ha avanzado mucho, de lo contrario habríamos perdido a gente muy preparada", ha dicho. 

Lío con las primarias para las Generales

Ya en el mes de julio pasado, tras aprobar el reglamento de las primarias contó con voces discordantes dentro de la propia formación. Es el caso de la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez o el eurodiputado Miguel Urbán, que llegó a afirmar que "es un error. No es entendible que, por ejemplo, se ponga a alguien de Madrid a competir por Córdoba" y añadió "lo que unifica no es tener una sola lista sino el debate, el tener un programa común y el poder elegir con cercanía".

 

Lo último en España