Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la Mujer

El lema de Podemos contra la violencia machista retrata a Iglesias en el ‘caso Dina’: «Tu móvil es tuyo»

Podemos ha lanzado una campaña contra la violencia machista que parece dedicada a su propio líder, Pablo Iglesias, que guardó el móvil de su asistente Dina Bousselham para «protegerla». «Tu móvil es tuyo», proclaman en un vídeo con motivo del 25-N, día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer.

Iglesias explicó en los micrófonos de Radio Nacional que había retenido la tarjeta de su ex asesora para «proteger a un chica joven y para quitarle presión». Las polémicas declaraciones chocan de lleno con la nueva campaña lanzada por Podemos en la que señalan comportamientos machistas como el del líder de Podemos con el móvil de Dina.

El vídeo editado por los morados comienza con imágenes de varones boca abajo acompañados de los siguientes mensajes: «No envíes ese mensaje, evita esa mirada, ahórrate ese grito, no la sigas, no lo hagas». Tras las frases, una pregunta: «¿Le damos la vuelta?». A continuación el vídeo muestra a mujeres en actitud positiva con estas afirmaciones: «La calle es tuya, tu móvil es tuyo, tus ganas son tuyas, la noche también es tuya. Este 25 de noviembre, libres de todas las violencias», sentencian destacando el empoderamiento de las mismas respecto a las actitudes machistas.

El partido señala así actitudes machistas más allá del maltrato físico. Entre ellas, la de espiar, poseer o utilizar un teléfono móvil que no es tuyo tal y como hizo Pablo Iglesias en 2016. El dispositivo llegó a estar en sus manos seis meses antes de ser devuelto a su legítima dueña, Dina Bousselham, mujer mayor de edad.

Las redes sociales rápidamente han reaccionado al vídeo publicado por Podemos recordándole al líder de Podemos el caso Dina-Iglesias. «Tu tarjeta SIM es tuya Dina Bousselham»,»Pobre Dina. Yo sí te creo» o «No te quedes con su SIM. Ya es mayorcita. Machirulo apestoso», han sido algunas de las respuestas.

También la Guardia Civil

La Guardia Civil también recordó a Iglesias que «acceder a la información de un móvil ajeno es delito». Lo hizo a través de la difusión de una campaña del año 2019 contra la violencia machista.

El tuit de la Guardia Civil  era esclarecedor: «Nadie puede controlar tu intimidad, tu pareja tampoco. Acceder a la información de un móvil ajeno es delito. Si eres víctima o presencias un delito de #ViolenciaMachista denuncia». El vídeo que lo acompañaba mostraba a un joven controlando el móvil de su pareja sin el consentimiento de ella.

Iglesias en la cuerda floja

Pablo Iglesias continúa bajo las investigaciones del caso Dina-Iglesias. La historia comenzó en noviembre del año 2015 cuando su entonces asesora Dina Bousselham denunció el robo de su teléfono móvil en el Ikea de Alcorcón. El aparato almacenaba información íntima de la joven. La tarjeta SD del teléfono móvil de la ex asesora llegó a la redacción de Interviú en enero de 2016 a través de un «anónimo», que presuntamente negoció su venta asegurando que se trataba de información sobre la pareja del líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El presidente del Grupo Zeta –dueña de la extinta revista de investigación–, Antonio Asensio, le entregó la tarjeta micro SD al ahora vicepresidente del Gobierno.

Paralelamente el ex director de Interviú, Alberto Pozas, hizo una copia de la SD y se la entregó al comisario jubilado José Manuel Villarejo. Y en noviembre de 2017, durante el registro realizado por la Unidad de Asuntos Internos en el domicilio de ex agente infiltrado, los agentes hallaron dicha documentación.

Así, el juez Manuel García-Castellón abrió la pieza separada número 10 de la macrocausa Tándem denominada ‘Dina’. En las investigaciones realizadas por los agentes de la Unidad de Asunto Internos (UAI) se descubrió que el líder de Podemos conservó la tarjeta durante seis meses. Debido a su condición de aforado, el magistrado elevó una exposición razonada al Tribunal Supremo para que investigue a Iglesias por los delitos de revelación de secretos, denuncia falsa y daños informáticos.

Los fiscales del Tribunal Supremo ven indicios con una solidez fundada de la existencia del delito de daños informáticos porque Iglesias entregó, meses más tarde, la tarjeta destruída a su dueña.

Lo último en España

Últimas noticias