Ábalos censura a sus compañeros Iglesias y Garzón por cuestionar el régimen constitucional

Tras la grave acusación de golpismo lanzada contra el Rey por el ministro de Consumo, Alberto Garzón, secundada y aplaudida por nada menos que el vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias, hoy domingo le ha tocado el turno al ministro de Movilidad, Transportes y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, para salir a ‘regañar’ a sus compañeros e intentar templar ánimos, como hizo su compañera de Gabinete y vicepresidenta Carmen Calvo.

José Luis Ábalos ha ido un poco más allá que Calvo, que al tratar de calmar los ánimos y pedir parar hostilidades, situó al mismo nivel al Rey y a sus detractores. El ministro de Transportes sí ha reprendido a sus compañeros en la mesa del Consejo de Ministros, a quien ha pedido «no cuestionar el orden constitucional ni generar división respecto a ninguna institución del Estado».

«No es momento de debates partidistas que pongan en cuestión nuestro régimen constitucional ni institucional», ha dicho José Luis Ábalos en una declaración desde Suresnes (Francia), donde ha asistido a un acto de conmemoración del aniversario del Congreso del PSOE de Suresnes.

El ministro José Luis Ábalos ha asegurado que «no conviene ningún cuestionamiento de orden institucional» respecto de ningún poder del Estado: «Ni del Ejecutivo, que está entregado a la lucha contra la pandemia; ni del legislativo, que establece las decisiones de acuerdo a la mayoría de la voluntad popular que se expresó en las elecciones; ni, por supuesto, del judicial, que está sometido a la soberanía del pueblo».

A continuación, ha subrayado que no debe haber «ninguna división con respecto a ninguna otra institución del Estado» porque, a su juicio, «todas representan la unidad del país».

Por ello, José Luis Ábalos ha defendido que «lo que conviene a los partidos políticos es trabajar respecto a lo que representan» estas instituciones. «Hay que respetarlas», ha recalcado.

El ministro ha destacado que «nadie puede entender que en esta batalla» contra el coronavirus en la que hay que estar «todos unidos», se establezca «alguna oportunidad de debate político».

Ataques de Iglesias y Garzón

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, se sumó esta semana al ataque al Rey que su compañero en el Consejo de Ministros, Alberto Garzón, quien se lanzó contra Felipe VI por llamar al presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, para transmitirle que le «hubiera gustado» estar en el acto de Barcelona al que fue vetado por el Gobierno.

Iglesias acusó al Rey de falta de neutralidad política en un tuit que colgó poco después de otro publicado por Garzón. «Respeto institucional significa neutralidad política de la jefatura del Estado», escribió el líder de Podemos.

El ministro de Consumo fue aún más lejos que Pablo Iglesias, ya que llegó a tildar de «insostenible» la posición de la Monarquía, a la que acusó de incumplir el principio de neutralidad que marca la Constitución y de maniobrar «contra el Gobierno democráticamente elegido».

«La posición de una monarquía hereditaria que maniobra contra el Gobierno democráticamente elegido, incumpliendo de ese modo la Constitución que impone su neutralidad, mientras es aplaudida por la extrema derecha es sencillamente insostenible», escribió Garzón en su cuenta personal de Twitter para atacar al Rey al que prometió lealtad cuando juró el cargo.

Lo último en España

Últimas noticias