Crisis del coronavirus

Interior no controla el Covid en prisión: contagios en 24 cárceles en lo que va de año

El último informe del Consejo de Europa coloca a España en el tercer puesto en contagios de Covid en la cárcel detrás de Rusia y Reino Unido

Un preso se amputa el pene durante después de que su mujer rechazara tener un vis a vis íntimo
La cárcel de Puerto III en Cádiz ha sufrido un importante incremento de casos Covid desde que empezó 2021.

No hay semana en la que no haya que sumar nuevos contagios de Covid en las cárceles españolas, pero la semana del 18 al 24 de enero ha sido especialmente complicada ya que, si bien el número de contagios ha aumentado en 200 casos, lo llamativo es lo que esos contagios han supuesto para establecimientos penitenciarios de toda la geografía española. Y es que las cifras son tozudas y las que ofrece la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias demuestran que una cárcel debería y podría ser el lugar más seguro en cuanto a contagios se refiere.

Durante el periodo en el que el España estuvo bajo el primer estado de alarma, desde el 14 de marzo hasta el 21 de junio, hubo 363 contagios en prisión entre internos y trabajadores. De hecho, hubo muchos más trabajadores contagiados, 278, precisamente por ser ellos los que entraban y salían de las cárceles. 85 presos contagiados en una población reclusa que ronda las 50.000 personas fue un dato muy esclarecedor de cómo el virus no tiene incidencia sobre personas confinadas y mayor confinamiento que en la cárcel no es posible tener. Por desgracia en aquel período hubo que lamentar la muerte de cuatro trabajadores y dos internos.

¿Qué ha sucedido desde el 22 de junio de 2020 hasta el 21 de enero de este año? Que los contagios se han disparado hasta superar los 1.000 trabajadores positivos en Covid y los casi 1.000 presos contagiados. La ‘nueva normalidad’ penitenciaria bajo la supervisión de Interior está siendo protagonista de nuevos contagios todas las semanas en casi todos los establecimientos penitenciarios de España. Es curioso ver cómo Instituciones Penitenciarias vende esta realidad. Según fuentes oficiales, un 35% de las instalaciones penitenciarias se han librado de tener focos de contagio. Es otra forma de decir que un 65% sí ha sufrido contagios. O lo que es lo mismo, ha habido Covid en 46 de las 71 cárceles españolas. Solo en lo que llevamos de año 24 cárceles han tenido que activar protocolos de aislamiento por brotes de Covid.

En el podium de contagios intramuros

Con estos datos Interior ‘vende’ que la incidencia del Covid en las cárceles es la mitad que en la población general, cifra que les parece digna de mención pese al matiz de que la población general tiene libertad deambulatoria, y los presos no. Pero entonces, ¿son cifras preocupantes? Miremos al exterior y comparemos. En la actualidad sólo podemos revisar el último informe oficial sobre los contagios en las cárceles de otros países del Europa y su entorno. El último dato oficial, de finales de 2020, lo hizo público el Consejo Europeo, en colaboración con la Universidad suiza de Lausana, en el informe titulado Una evaluación del impacto a medio plazo de la Covid-19 en la población penitenciaria. Para su elaboración se obtuvo la colaboración de la mayor parte de las administraciones penitenciarias europeas. El dato arrojado para España es preocupante: somos el tercer país en números de contagios en cárceles. ¿Quién nos precede? Reino Unido, uno de los países con los peores datos de contagio del mundo, y Rusia, cuyos estándares carcelarios están aún lejos de ser considerados saludables.

Y la situación no parece que vaya a mejorar cuando vamos al detalle de los recientes contagios. En la cárcel alicantina de Villena 14 reclusos han dado positivo en Covid. Para colmo uno de los internos con el virus tuvo contacto con otra presa que también ha resultado contagiada. Lo peor es que desde Interior no han sido capaces de dar respuesta al origen del brote, y eso que es un establecimiento cerrado con los accesos en teoría controlados. Pero no ha sido el único caso difícil de entender. En la cárcel de Alhaurin en Málaga. Se han detectado tres casos, uno de un médico y los otros dos en internos. El problema de estos positivos es que llevan a la inmediata cuarentena de módulos enteros que en según qué cárceles pueden habitar un centenar de personas. En la cárcel malagueña el aislamiento tras la detección de los últimos casos ha afectado a dos módulos completos. Solo en la cárcel de Albocasser, en Castellón, hay 85 presos aislados tras el contagio de un monitor de un taller de carpintería.

Los trabajadores de prisiones tienen claro que frente a la complacencia con los datos que demuestra el ministerio del Interior existen fórmulas que ya se han aplicado y se han mostrado como efectivas. Para la asociación de trabajadores penitenciarias Tu Abandono Me puede Matar “es obvio que si queremos parar el contagio hay que cortar cualquier comunicación presencial, permisos o salidas de reclusos no obligatorias y reducir el acceso a las cárceles al personal esencial”. Desde el colectivo de trabajadores carcelarios, unas 23.000 personas, no se entiende como en la vida en libertad se están cerrando comercios y restaurantes y se están confinando a millones de ciudadanos y en las cárceles no existen las restricciones que en el pasado frenaron al Covid.

Lo último en España

Últimas noticias