Elecciones municipales y autonómicas 2019

Iglesias no se marcha pese al hundimiento de Podemos y suplica un acuerdo a Sánchez

Pablo Iglesias no dimite como secretario general de Podemos a pesar del batacazo electoral y se pone a disposición de Pedro Sánchez para negociar. "No lo vamos a poner difícil", asegura.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, no dimitirá. Iglesias ha comparecido este lunes ante los medios tras el batacazo electoral del partido en las elecciones municipales, autonómicas y europeas. La solución ofrecida por el líder de los morados ha sido la convocatoria de un Consejo Ciudadano Estatal (máximo órgano interno de decisión) para decidir cuáles serán los próximos pasos.

Iglesias ha aparecido con cara seria y ha asegurado ser consciente del mal resultado. “No estamos contentos pero no nos rendimos”, ha afirmado.

El secretario general llevaba sin hablar desde el atril de la sede, situada en la calle Princesa de Madrid, desde la crisis en la que obligo a colocar a Iñigo Errejón y a Ramón Espinar a su lado para ofrecer una imagen de unidad del ya resquebrajado partido. Este lunes ha vuelto a comparecer sin palabras claras sobre el futuro de Podemos y eludiendo preguntas sobre la fragilidad de la formación.

El secretario general ha reconocido que la división ha sido uno de los detonantes de su mal resultado y ha hecho una autocrítica suave sobre la formación. Además, ha aprovechado la ocasión para hacer un llamamiento a Pedro Sánchez a hacer lo mismo: "Debo ser honesto y felicitar al PSOE por sus resultados, pero la derecha se va a unir y va a trabajar en gobiernos de coalición. Cometeríamos un error gravísimo si no fuéramos responsables para ponernos de acuerdo”, ha aseverado. Iglesias ha tendido la mano a los socialistas asegurando que no lo van a “poner difícil” y no van a pedir "nada que no nos corresponda”.

El líder de los morados ha afirmado que “su cargo está siempre a disposición de los inscritos y las inscritas del partido” pero lo cierto es que, no ha convocado ningún tipo de consulta como sí hizo en la crisis provocada por la compra de su chalet de lujo en Galapagar. Lejos de tomar una decisión parecida, Iglesias ha preferido esperar a una reunión de su ejecutiva para dar el siguiente paso.

Crisis generalizada

Iglesias afirma que la actitud de Podemos ha sido “ética” a la hora de apoyar las candidaturas de izquierdas en el Ayuntamiento de Madrid. "Pedimos el voto para las dos candidaturas, la de Carmena y la de Sánchez Mato”, ha asegurado añadiendo que lamenta que hayan perdido el poder en la capital.

Pero los malos resultados en esta cita electoral también pueden hacerles perder poder en la negociación con el Gobierno de Pedro Sánchez. La formación morada ha mostrado una imagen de debilidad que les deja en una situación de mayor vulnerabilidad tras los buenos números alcanzados por los socialistas.

Podemos se ha debilitado a nivel general y la reunión del Consejo Estatal será clave para conocer si Iglesias continuará al mando o derivará, como muchos ya apuntan, en un Vistalegre III, una asamblea ciudadana donde se votaría el cambio de líder de los morados.

Lo último en España

Últimas noticias