Iglesias mete de consejero en Competencia a un comunista íntimo de Roures para controlar las televisiones

La CNMC es un organismo clave para permitir las grandes operaciones de empresas, incluyendo medios y televisiones

Iglesias mete de consejero en Competencia a un comunista íntimo de Roures para controlar las televisiones

El Gobierno socialcomunista sigue avanzando en su carrera por controlar las empresas privadas y los medios de comunicación. Quieren dar un paso decisivo con la nueva composición de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC). En ese organismo, clave para permitir las grandes operaciones de cualquier empresa, incluyendo por supuesto las de los medios y telesvisiones, Podemos ha colado como candidato oficial del Gobierno a Carlos Aguilar Paredes, profesor de universidad que fue en las listas al Congreso de En Comú Podem junto con Jaume Asens y Gerardo Pisarello. Aguilar, además, es amigo personal del multimillonario podemita Jaume Roures.

Se trata de una de las figuras clave impulsadas por el Gobierno socialcomunista en el futuro organismo regulador de Competencia. Es, además, una apuesta personal de Pablo Iglesias.

Máster en Análisis Político por la Universitat Oberta de Catalunya, doctor en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Barcelona y licenciado en Ciencias Físicas: así es el curriculum de este profesor de la Facultad de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Barcelona que formó parte de las listas de En Comú Podem en las últimas elecciones generales.

Iglesias mete de consejero en Competencia a un comunista íntimo de Roures para controlar las televisiones

Aguilar se presenta como experto en el sector audiovisual y, de hecho, será uno de sus cometidos, porque ese área -las teles- es uno de los sectores que supervisa la Sala de Regulación de este organismo clave en el control de las operaciones empresariales. Y Aguilar está teledirigido por Podemos para implantar su área de control en ese cometido empresarial: las teles. Y, ahí, su amigo Jaume Roures será un factor decisivo a la hora de influir.

La lista de En Comú Podem, en la que Carlos Aguilar ocupó el puesto 17, estuvo encabezada por «Jaume Asens, Aina Vidal, M. del Mar García i Gerardo Pisarello”. La lista la cerraban Joan Carles Gallego, Vicenç Navarro y Ada Colau de forma simbólica.

Evidentemente, el análisis de los medios, y en especial de “la prensa conservadora” ha estado en la óptica de este candidato a la supervisión de la legalidad de las grandes operaciones empresariales y hasta de sus políticas de precios o publicidad. Lo demuestran estudios como el realizado el pasado año por este profesor sobre ‘La prensa española conservadora en el contexto multipartidista ¿De la estrategia de bloques a la prensa de partido?’.

Allí, el futuro vocal de Competencia analizaba el impacto de “la ruptura del bipartidismo (PP-PSOE) en las elecciones generales de 2015, y en especial la irrupción de Vox en las elecciones de 2019”. Para ello estudiaba “el contenido de las noticas políticas de ABC y La Razón referentes al PP, Ciudadanos y Vox durante el mes anterior a los comicios de abril de 2019. Los resultados, si bien presentan matices para ambos medios, muestran una clara discrepancia en el tratamiento de estos partidos, siendo el tratamiento en ambos extenso y favorable al PP, neutro al referirse a Ciudadanos y escaso y en promedio negativo en las noticias relacionadas con Vox”.

El hombre de Podemos en la CNMC concluía en base a ese estudio que “esto nos lleva a concluir que debemos abandonar la visión de estos diarios como defensores de un espacio ideológico, y valorarlos más como voces del posicionamiento de un partido político”.

Conflicto de intereses en Competencia

Hay que recordar que el Gobierno de Pedro Sánchez ha propuesto a Cani Fernández como futura presidenta de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC), el organismo regulador y controlador de la competencia de mercado. Y también hay que subrayar que -como ya ha publicado OKDIARIO- su marido es el director gerente de Compass Lexecon Europe, una de las principales consultoras en materia de competencia de España. De hecho, el cargo de este alto directivo, tal y como está reflejado en la página web de su consultora, pivota entre las oficinas de «Madrid, Londres, Bruselas». Traducido: la firma del marido de la futura presidenta de la Competencia tiene intereses más que evidentes y lucrativos en todas las decisiones que tome ella.

Cani Fernández es la principal apuesta de Pedro Sánchez y Nadia Calviño para sustituir a Marín Quemada al frente del organismo. Quemada, designado por el PP en 2013, finalizó su mandato en septiembre del año pasado, pero la agitación política y los periodos electorales han impedido su renovación hasta ahora, en pleno periodo de pandemia. Y sin negociación real con los partidos de la oposición, el Gobierno socialcomunista ha planteado el nombre de Cani Fernández como presidenta del organismo de Competencia.

La propuesta de Fernández se convierte, así, en la primera plaza a nombrar de una terna de renovación que incluye a la mitad de los miembros del consejo de la CNMC.

Lo último en España

Últimas noticias