Iglesias aprovecha su viaje con el Rey para pedir a Bolivia el bloqueo de la investigación de su ‘caja B’ con Neurona

Pablo Iglesias no ha desaprovechado su viaje a Bolivia con el Rey de España. La visita oficial del vicepresidente para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente de Bolivia, Luis Arce, ha servido al líder de Podemos para pedir que se bloquee la investigación lanzada por la Fiscalía de Bolivia por la ‘caja B’ del partido morado y los pagos enviados por Evo Morales.

Pedro Sánchez y Dolores Delgado han mantenido paralizada hasta ahora la petición de la Fiscalía General de Bolivia de tomar declaración a Iglesias por los pagos a Podemos realizados por Evo Morales. Pero ese freno a la investigación judicial no podía ser eterno. Por ello, el vicepresidente social se ha encargado de dejar las cosas bien atadas: y la forma camina por la vía de cerrar en falso la investigación afirmando que no hay indicios de delito.

La Fiscalía de Bolivia no había solicitado sólo la testifical de Iglesias. También la de Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón, José Luis Rodríguez Zapatero y Baltasar Garzón.

La petición fue realizada a la Fiscalía española que comanda Dolores Delgado el pasado mes de enero y, a estas alturas, sigue sin tramitarse por el Ministerio Público. Y todo ello, mientras Delgado no ha tenido problema, por ejemplo, en aceptar la declaración de Martín Villa ante la Justicia argentina por muertes de la etapa franquista.

Iglesias ha mantenido en este viaje con el Rey una agenda que le ha permitido tratar este tema con el nuevo presidente boliviano, Luis Arce. Hay que recordar que fue el propio Arce, seguidor de Morales, quien invitó personalmente a la toma de posesión a Iglesias.

El vicepresidente español también ha aprovechado el viaje para impulsar con Arce y el presidente argentino Alberto Fernández una denominada ‘Declaración de la Paz’, que no es sino un documento de ataque a lo que ellos denominan extrema derecha. El documento ha sido firmado también por el ex presidente socialista español, José Luis Rodríguez Zapatero. En ese documento, todos los firmantes aseguran que «la principal amenaza a la democracia y la paz social en el siglo XXI es el golpismo de la ultraderecha”, donde Iglesias, por supuesto, menciona a Vox y en ocasiones también al PP. El documento va igualmente firmado por Evo Morales, Dilma Rousseff y Rafael Correa.

Pagos de Morales

Hay que recordar que Vox ha reclamado insistentemente el curso de la testifical de Iglesias por los pagos de Morales a Podemos. Y que el PP acaba de lanzar una batería de preguntas en el Congreso de los Diputados para forzar a Pedro Sánchez a permitir la declaración de Pablo Iglesias exigida por la Fiscalía General de Bolivia. Bolivia reclama información sobre los pagos a Podemos realizados por Evo Morales y ha reclamado la declaración del vicepresidente Iglesias, además de la de Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón, José Luis Rodríguez Zapatero y Baltasar Garzón.

La petición del PP en el Congreso para que el Gobierno dé explicaciones de este delicado asunto llegó, de hecho, justo en medio de la polvareda desatada entre los fiscales por la evidente falta de imparcialidad mostrada por la fiscal general con el caso de Martín Villa.

Determinadas áreas del Ministerio Público y sectores ligados a la Asociación de Fiscales pusieron el grito en el cielo por la parcialidad mostrada por Dolores Delgado en los últimos días tras haber permitido el interrogatorio al ex ministro español Martín Villa en Argentina por varios episodios sangrientos ocurridos entre 1976 y 1978 en los que hubo 12 fallecidos. Y ello, mientras la misma fiscal general mantiene bloqueada la petición de la Fiscalía de Bolivia para que testifique Pablo Iglesias por los pagos realizados por Evo Morales a Podemos.

La Fiscalía General de Bolivia ha reclamado el testimonio de Pablo Iglesias, y también el de Juan Carlos Monedero e Íñigo Errejón por la extraña entrada de agentes españoles las pasadas navidades en la Embajada de México en La Paz. La Fiscalía de Bolivia sospecha que esa actuación –ordenada por el Gobierno de Pedro Sánchez– pudo tener como trasfondo el intento de control de la información de algunos de los presentes en esa sede diplomática en materias como los pagos de Evo Morales a Podemos.

Lo último en España

Últimas noticias