El hombre al que pretendía rescatar Sánchez en Bolivia era el financiador de Íñigo Errejón

ÍÑIGO ERREJÓN
Íñigo Errejón y Evo Morales, ex presidente de Bolivia.

Tres personas destacadas se encuentran cobijadas en la Embajada de México en La Paz. Pero una de ellas por encima del resto era el objeto de la preocupación de Pedro Sánchez y el destino del plan para rescatarle y evitar que comunique la información que alberga. Su nombre es Héctor Arce: fue ministro de Evo Morales y, sobre todo, el contacto permanente de Íñigo Errejón en Bolivia. Un contacto tan habitual que era el financiador del que luego fuera fundador de Podemos junto con Pablo Iglesias, como señala Tuto Quiroga, el expresidente de Bolivia.

El ex presidente de Bolivia y delegado ante la comunidad internacional del Gobierno interino de Bolivia, Jorge ‘Tuto’ Quiroga, ha desvelado ya tres nombres de cargos clave de Podemos que fueron encargados de recibir dinero del populismo y las narcodictaduras. Quiroga ha señalado directamente a la que fuera la cúpula inicial del partido de Pablo Iglesias con nombres y apellidos: Carolina Bescansa era la encargada para Nicaragua, Juan Carlos Monedero de Venezuela, e Íñigo Errejón de Bolivia. Todos ellos, según Quiroga, habrían recibido dinero “robado” de países como Bolivia o Venezuela con el propósito de expandir el comunismo en diferentes países como España.

Por eso, según Quiroga, Sánchez pretendía acceder a la Embajada de México en La Paz y proceder a un rescate. El propósito principal, según el ex presidente boliviano, era el de evitar que la información de Héctor Arce se hiciera pública y pueda frenar los pactos de investidura del propio Pedro Sánchez.

Quiroga ha explica a OKDIARIO que “Pedro Sánchez necesita a Podemos para conformar Gobierno”. Y por eso es clave la información de Arce. Porque tenía acceso a los datos de la financiación de Errejón y de la estructura que favoreció el lanzamiento de Podemos.

Las frases de Quiroga aluden a Juan Ramón Quintana y Héctor Arce, exministros de la Presidencia y de Justicia respectivamente de Evo Morales. Y quienes, según esta misma fuente, tienen en su poder toda la información de los pagos a los fundadores de Podemos. Y, en el caso de Quintana, la información clave sobre el narcotráfico en Bolivia y el destino de parte de sus ingresos.

Jorge -Tuto- Quiroga, por todo ello, acusa directamente a Pedro Sánchez de pisotear la soberanía de Bolivia con agentes armados para hacer un gran favor a Podemos. Un favor consistente en ocultar la información que esta persona cobijada en la Embajada de México en La Paz pueden aportar sobre las finanzas de la formación morada.

No se trata de la primera acusación en este sentido. El presidente del Tribunal Supremo venezolano, Miguel Ángel Martín Tortabú, acusó, en una reciente visita al Senado, a Podemos y al resto de partidos de extrema izquierda implantados en la UE de interferir para evitar las sanciones europeas al régimen dictatorial de Nicolás Maduro. Y de hacerlo por el dinero que recibían de narcodictaduras.

Martín Tortabú -que se encuentra en estos momentos en el exilio- describió ante el Senado español hace ya más de un año, con todo lujo de detalles, la financiación recibida por estas formaciones desde la narcodictadura chavista. Y aclaró que esos pagos no eran casuales ni exclusivamente lúdicos. Todo lo contrario: buscaban contar con una estructura de poder político en los países europeos. Algo que se logró pronto en Grecia y Portugal, quienes impidieron con sus posturas las sanciones al régimen de Maduro.

Lo último en España

Últimas noticias