UN AÑO DE CORONAVIRUS

Los héroes caídos de la pandemia: 152 personas murieron en España combatiendo el virus

Dieron lo mejor de sí mismos para salvar vidas y lo consiguieron, aunque el Covid les arrebató a ellos el bien más preciado

OKDIARIO ha querido rendir tributo a estos fallecidos tras recopilar los datos de colegios, asociaciones y fuerzas de seguridad

héroes
La primera línea de lucha contra el coronavirus también sufrió trágicas pérdidas.

Todo homenaje es poco para reconocer el trabajo de los profesionales que han combatido el coronavirus desde la primera línea en un aciago 2020. Dieron lo mejor de sí mismos para salvar vidas y lo consiguieron, aunque hubo al menos 152 casos en que el virus les arrebató a ellos el bien más preciado. La muerte les sorprendió en la trinchera con escasez de medios, pero son los héroes caídos de esta pandemia. OKDIARIO ha querido rendir tributo a los fallecidos en tales circunstancias tras recopilar los datos recabados por distintos colegios y asociaciones del ámbito sociosanitario, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y el Ministerio de Defensa.

Médicos

Son el colectivo que registró más bajas. Hasta 83 médicos perdieron la vida en estos meses, según el registro oficial del Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM) y la información manejada por la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM). En este total se incluyen médicos que se encontraban ejerciendo su actividad profesional tanto en hospitales como en centros de salud y otras instalaciones sociosanitarias, entre ellas las residencias de mayores, los puntos más golpeados por el virus.

El primero de ellos fue el médico de familia Francesc Collado Roura, de 63 años, que falleció el 18 de marzo en el Hospital de Barcelona a consecuencia del Covid-19, según explicó su hijo a Efe. Trabajaba como cirujano del Hospital de Bellvitge Francesc, pasaba su consulta privada en el barrio de Sants y ejercía también en la unidad de cuidados paliativos del Hospital de Barcelona para la mutua Asistencia Sanitaria. No sufría patología previa.

En el mes de mayo, y como prueba de que la calamidad que asoló a los centros de mayores, el Colegio de Médicos de Jaén lamentó profundamente el fallecimiento de Francisco Luis García Rodríguez, médico de 61 años que desempeñaba su labor en la Residencia Geriátrica Mixta de Linares y que no pudo superar la infección ocasionada por el coronavirus dejando viuda y dos hijas.

Enfermeros

Al menos 9 enfermeros murieron también en el campo de batalla a consecuencia del Covid-19, según indicó a este periódico el Sindicato de Enfermería SATSE, mayoritario en la Sanidad. El primer profesional de Enfermería fallecido en la Comunidad de Madrid fue Esteban Peñarrubia, de 57 años, trabajaba en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Severo Ochoa de Legánes, donde su mujer también ha sido enfermera. «Seguimos luchando, continuamos dejándonos la piel y, en tristes ocasiones, también la vida, pero no dudéis que conseguiremos vencer», fue el mensaje que remitió el hospital a los medios con las condolencias también a la familia.

Más de 90.000 sanitarios se han contagiado en España por coronavirus, 40.000 de ellos entre el 11 de mayo y el pasado 10 de diciembre. La mayoría de estas infecciones se originaron en los propios centros de trabajo.

Otro personal sociosanitario

Ante la falta de datos del Ministerio de Sanidad, la Asociación de Médicos Unidos por sus Derechos (MUD) sí que se ha interesado por glosar aquellas otras muertes de personal sociosanitario que se produjeron en combate contra el virus. Así, desde MUD apuntaron también el fallecimiento de auxiliares de enfermería, celadores, conductores de ambulancia o limpiadores, entre otros. Esta asociación también recoge el caso de la joven odontóloga Judith Domínguez Cabezas, de 39 años, que ejercía para el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), o el de Julio Vivas, de 83 años, sacerdote claretiano y capellán en el Río Hortega de Valladolid. Gonzalo Fernández, vicario general de los Claretianos le recordó así:  «Podríamos decir que fue un accidente laboral en pleno ejercicio de su ministerio de acompañamiento a los enfermos y moribundos».

Policías

Según los datos oficiales del Ministerio del Interior, fueron 10 los agentes que fallecieron a causa del coronavirus, que se contagiaron durante acto de servicio. Buena parte de ellos se infectaron durante las difíciles semanas del estado de alarma de la primera ola, cuando los agentes debían salir a patrullar las calles con una importante escasez de material de protección. Faltaban guantes, mascarillas -incluso se utilizaban algunas caseras realizadas y entregadas voluntariamente por ciudadanos- y geles hidroalcohólicos.

A diferencia de lo que ocurre en Defensa, que considera a sus muertos como «acto de servicio», el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska aún no reconoce a todas sus fallecidos esta categoría.

Guardia Civil

La familia de la Guardia Civil también ha sufrido pérdidas humanas en este difícil 2020. En total, nueve miembros en activo de la Benemérita perdieron la vida a consecuencia del Covid, además de otros dos agentes que murieron por causas relacionadas con su trabajo en pleno estado de alarma. El balance de contagios asciende a 1.000 agentes.

Entre los fallecidos por el coronavirus se encuentran figuras muy conocidas y respetadas en la Guardia Civil. Ese es el caso del teniente coronel jefe del Grupo de Acción Rápida (GAR), Jesús Gayoso Rey, que falleció a finales de marzo a los 48 años de edad víctima del Covid-19, motivo por el que estuvo varios días hospitalizado.

El GAR es una unidad de élite de la Guardia Civil con sede en Logroño. El fin de semana del 7 y el 8 de marzo se desplegó en Haro, La Rioja, para confinar a un grupo de vecinos y contener uno de los primeros brotes de coronavirus en España.

Militares 

Las Fuerzas Armadas españolas han jugado un papel clave en la lucha contra la pandemia. Lo han hecho a través de la Operación Balmis -y su posterior reactivación en la Operación Balmis II-, que llevó a los efectivos de los tres Ejércitos y de la Unidad Militar de Emergencias (UME) a descontaminar residencias de ancianos, edificios públicos, estaciones de tren y autobús y aeropuertos. Y también ellos han sufrido el alcance letal de la pandemia.

La primera muerte en las Fuerzas Armadas se produjo el 30 de marzo. Ese día falleció aquejado del Covid el subteniente José Manuel Palencia Calzada, destinado en la base aérea de Cuatro Vientos. Tras él, fallecerían otros dos militares durante la pandemia. Los tres han sido señalados como héroes por el Ministerio de Defensa que dirige Margarita Robles. Fallecieron en acto de servicio, como considera oficialmente su departamento.

Lo último en España

Últimas noticias