Los documentos que lo acreditan en exclusiva

La Guardia Civil prueba la malversación desde las ‘embajadas’ catalanas mientras Sánchez relaja el control

Josep Borrell
Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. (Foto: EFE)

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, acaba de asegurar que el Gobierno no tiene ninguna intención de paralizar la restitución de la red de las mal llamadas embajadas catalanas. Pero, mientras, lo cierto es que los últimos informes aportados por la Guardia Civil a la Justicia confirman infinidad de facturas relacionas con esta red -denominada oficialmente Diplocat-. Facturas que avalan que se cargaron en ellas gastos destinados a fabricar e impulsar el referéndum ilegal del 1-O.

Lo demuestran con rotundidad los documentos en poder de los tribunales y a los que ha tenido acceso OKDIARIO. Informes que no sólo siguen incrementando el volumen certificado y probado de malversación con destino al golpe separatista del 1-O sino que, además, como puede verse en las imágenes que hoy reproduce OKDIARIO, confirman que uno de sus epicentros era precisamente el polémico Diplocat, el mismo que a partir de ahora renacerá tras haber estado paralizado durante la aplicación del 155.

El Gobierno anunció el martes que paraliza la liquidación de este organismo, el Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña, y que, además, deja sin efecto la medida que tomó el ejecutivo español con el artículo 155.

Borrell explicó que la actuación del Diplocat se enmarca en la acción exterior permitida por el Estatuto y que por lo tanto pueden seguir con ella.
«El Tribunal Constitucional ya ha dictaminado que las comunidades autónomas pueden tener servicios de representación exterior. Y tener servicios de representación exterior no es nada que contravenga ninguna normativa», aclaró Borrell. «Habrá que ver cuáles son sus actividades», añadió.

Pero lo cierto es que la Guardia Civil ya sabe, por lo menos, que parte sospecha de ilegalidad llevaban a cabo.

Las facturas

La Guardia Civil ha certificado nuevas facturas como abonadas por la Generalitat con destino al ilegal referéndum del 1-O. Lo ha hecho a través de un informe que acredita nuevos gastos oficiales que demuestran «el concierto de todos y cada uno de los actores independentistas para alcanzar el fin último que se habían planteado decididamente tras las elecciones del 27 de septiembre de 2015, septiembre, que no fue otro que declarar la Independencia de Cataluña».

El informe, que responden a las solicitudes de diligencias realizadas por VOX, detalla, por ejemplo, pagos de 167.065 euros por el contrato de «observadores internacionales para verificar el referéndum del 1-O».

También otros 112.993,18 euros para el «servicio de grupos de expertos Helena Catt». U otros 85.374,89 euros para «vuelos, alojamientos y alquiler de espacios» del mismo grupo de expertos. O 54.030 euros «para equipo de expertos en el contexto social, económico y político durante el referéndum del 1-O». O, sólo por citar otra partida más, 10.800 euros en concepto de «traducción al inglés para la web cataloniavotes.eu».

Y todos esos pagos, más otros tantos, se cargaban en la famosa red de embajadas que ahora se restablecerá sin problema.

La decisión de permitir el desarrollo, una vez más, de Diplocat, llega además después de que hace una semana se anunciara ya el levantamiento de los controles financieros sobre las cuentas de la Generalitat por parte del Gobierno de España.

Mientras, el Ejecutivo de Pedro Sánchez sigue insistiendo en que no está pagando precios políticos a los separatistas por su apoyo a la moción de censura que llevó a Sánchez a la Presidencia de España.

Lo último en España

Últimas noticias