Programa de inmigración

El Gobierno quiere extender el derecho de voto a los inmigrantes “de larga duración”

Inmigrantes Almería
Rescate de inmigrantes en el puerto de Almería. (Foto: EFE)

El Gobierno de Pedro Sánchez prevé que los inmigrantes “de larga duración” también puedan ejercer el voto.

En la actualidad, ese ejercicio está limitado a casos muy específicos, en lo relativo a extranjeros: los procedentes de los países de la Unión Europea pueden votar en las elecciones al Parlamento Europeo y en las municipales, en las que también pueden participar aquellos que procedan de un país con acuerdos de reciprocidad con España, como Bolivia, Chile, Ecuador, o Perú, en una lista de doce países. En estos casos, deben contar con autorización de residencia legal en España.

Entre las propuestas del PSOE en materia de inmigración se señala específicamente a la ampliación del voto al colectivo, promoviendo “un diálogo entre las fuerzas políticas con representación parlamentaria que permita avanzar en el reconocimiento del derecho al sufragio, de acuerdo con la Constitución, a los extranjeros residentes de larga duración”. 

La reforma del derecho a sufragio implicaría una ampliación significativa de la bolsa de votantes, una circunstancia que, de entrada, acostumbra a favorecer a los partidos de izquierda.

A ello se añade, como publicó  OKDIARIO, que el Ejecutivo socialista prevé también reducir el tiempo general de residencia exigido para que los inmigrantes puedan lograr la nacionalidad española, lo que ampliaría todavía más el grupo con derecho a sufragio.

En este contexto, la propuesta de los socialistas en materia de inmigración apunta a “una reforma del acceso a la nacionalidad por residencia, que aporte una mayor coherencia entre la legislación de extranjería y el acceso a la nacionalidad por natualización”.

En la actualidad, el tiempo general exigido es de diez años, que los socialistas consideran “excesivo  en derecho comparado y exorbitante para determinadas realidades sociales”. 

Existen otros casos en los que ese tiempo se reduce. Por ejemplo, cinco años para quienes tengan la condición de refugiados o dos, para nacionales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o personas de origen sefardí.

Los socialistas quieren además “agilizar” la concesión de papeles por regularización familiar y arraigo a los inmigrantes que llegan a España, o que aumentaría significativamente el número de personas que se queden en España. “Mejorar los procedimientos administrativos que permitan agilizar las concesiones y renovaciones de autorizaciones, especialmente las de arraigo y reagrupación familiar”, señala el texto del PSOE en materia de inmigración.

En este sentido, el cambio esencial se produce en dos áreas: arraigo y reagrupación familiar, en ambos casos, flexibilizando los requisitos para que el acceso a los papeles sea más fácil.

Últimas noticias