Inmigración

El PSOE "agilizará” la regularización familiar de los inmigrantes que llegan a España

Salvamento Marítimo
Inmigrantes rescatados por una embarcación de Salvamento Marítimo. (EP)

El PSOE quiere “agilizar” la concesión de papeles por regularización familiar y arraigo a los inmigrantes que llegan a España. La práctica totalidad de las personas que están cruzando las fronteras españolas llegan sin documentación y muchos de ellos con menores de edad. Los protocolos internacionales determinan que debe localizarse el país de acogida y que se debe dar una especial atención a los menores, lo que provoca que muchas de las personas que están cruzando el Mediterráneo o cruzando las vallas no puedan ser devueltos.

Ahora el PSOE plantea que en base a los menores que se queden se aceleren los procesos de reagrupación familiar y arraigo, algo que puede multiplicar exponencialmente el número de personas que se queden en España. “Mejorar los procedimientos administrativos que permitan agilizar las concesiones y renovaciones de autorizaciones, especialmente las de arraigo y reagrupación familiar”, señala el texto del PSOE en materia de inmigración.

Es decir, que el partido en el Gobierno pretende acortar los plazos para que aquellos inmigrantes que entren en España puedan quedarse de forma definitiva. Pero, además, con un especial acento en dos áreas: la del arraigo y la de la reagrupación familiar. Las líneas de trabajo en estas dos materias pasan por eliminar o reducir los requisitos, de forma que la concesión de los papeles permanentes sea más fácil.

Ahora, para poder acceder a este mecanismo es necesario carecer de antecedentes penales en España y en sus países anteriores de residencia por delitos existentes en el ordenamiento español. Pero este punto, sin identificación de la persona es imposible.

El PSOE pretende relajar los requisitos para acceder al mecanismo de arraigo y reagrupación familiar

Además se exige no tener prohibida la entrada en España, haber permanecido con carácter continuado en España durante un periodo mínimo de tres años o tener vínculos familiares (cónyuge o pareja de hecho registrada, ascendientes o descendientes en primer grado y línea directa) con otros extranjeros residentes o con españoles, o bien, presentar un informe que acredite su integración social emitido por la Comunidad Autónoma (o el Ayuntamiento si la Comunidad Autónoma lo ha autorizado), en cuyo territorio tenga su domicilio habitual. Otra de las vías de contar con un contrato de trabajo firmado por el trabajador y empleador, para un periodo no inferior a un año.

El PSOE quiere relajar ahora esos requisitos, lo que puede hacer que cada uno de los llegados a España funcione como palanca de apertura de la concesión de papeles al resto de los que puedan demostrar sus lazos familias o arraigo.

El PSOE, además, no oculta que pretende “incrementar  el número de acogidos, la dotación de los programas de reasentamiento, la aceptación de admisiones humanitarias y la concesión de visados a personas con necesidades de protección internacional”.

Reforzar las oficinas de asilo

Y con este fin, y para agilizar su legalización, quiere reforzar “las oficinas de Asilo y la presencia en ellas de la representación oficial de ACNUR, eliminando  las malas prácticas y corrigiendo  las instrucciones ministeriales que restringen de facto la posibilidad de solicitar asilo”.

Estas actuaciones se combinan, en pleno efecto llamada con la pretensión del PSOE de crear un “fondo de financiación” exclusivo para los inmigrantes, tal y como ha publicado OKDIARIO. No se trata de partidas de aumento del gasto sanitario o educativo para prever el aumento de plazas. El plan va más allá y quiere regular una figura específica pensada para que los inmigrantes cuenten con un fondo nacional, autonómico y local de recursos que esté a su disposición para “fomentar la plena integración” de los que inmigrantes que lleguen a España.

Presupuestariamente, cuando se dota una partida ya no se puede gastar en otro concepto. Es decir, que queda destinada obligatoriamente al concepto para el que se ha dotado lo que técnicamente se conoce como un “crédito presupuestario”. Pues bien, en el momento en el que se dotasen esos fondos, deberían funcionar de forma aislada y no se podrían destinar al resto de personas en España.

Lo último en España