Juego

El Gobierno ‘feminista’ quiere enganchar a las mujeres a la Quiniela «sin distinción cultural o social»

mujeres quiniela
mujeres quiniela

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, adalid de la lucha contra la ludopatía controlando y acorralando las actividades de los salones privados de juego, no se ha pronunciado ahora en contra del concurso de 3 millones de euros adjudicado por su Gobierno «feminista» para fomentar, entre otras cosas, que las mujeres jueguen a la quiniela deportiva «sin distinción de hábitat y estatus cultural o social».

Garzón al igual que el resto del Gobierno conoce la adjudicación de este concurso público por parte del Ministerio de Hacienda en diciembre del pasado año por valor de 3 millones de euros durante los dos próximos años para atraer nuevos jugadores a la Quiniela de la SELAE (Loterías y Apuestas del Estado), el Quinigol e incluso las apuestas hípicas.

Garzón, regulador e inspirador del Real Decreto de Comunicaciones Comerciales de las Actividades del Juego de noviembre de 2020, impulsado y redactado por el Ministerio de Consumo, máximo responsable de la legislación estatal en materia de juego, restringía las normativa publicitaria sobre estas actividades y endurecía el control sobre los salones de juego y las casas de apuestas online, poniendo especial incidencia en la protección de jóvenes y menores de edad y especialmente orientado a acabar con la ludopatía en España.

Sin embargo, el mismo Gobierno «feminista» no tiene reparos en poner por escrito la necesidad de «atraer paulatinamente a mujeres» al juego de la Quiniela, tal y como consta en el folio 14 de las prescripciones técnicas elaboradas por Loterías y Apuestas del Estado para otorgar el concurso. El documento, de 27 páginas, se titula en realidad «Procedimiento para la contratación de un servicio integral de creatividad, comunicación y publicidad para los juegos denominados apuestas deportivas e hípicas (la Quiniela, Elige8, el Quinigol, Lototurf, QuintuplePlus) así como cualquier juego asociado que SELAE pueda desarrollar».

Mujeres quiniela
La SELAE quiere mujeres en la Quiniela.

En estas prescripciones se recoge el «perfil del target de consumidores del juego» y ahí es donde la SELAE deja muy claro que el perfil de «nuestro público objetivo es mayoritariamente hombres, pero atrayendo paulatinamente mujeres, sin distinción de hábitat y estatus cultural o social», es decir que quieren que las mujeres jueguen a la Quiniela por el mero hecho de ser mujeres, sin atender a ninguna otra consideración por razón de edad, estudios, condición económica, profesión…

Emoción contra millones

Unas líneas más abajo explica la SELAE que «el territorio en el que comunica la Quiniela es el de la emoción (…) jugar en compañía o acompañado y generar competencia sana». Pero como la emoción no es suficiente los responsables del juego del Estado aprovechan para recordar que «(la Quiniela) es el juego de apuesta deportiva que ofrece los premios más elevados y botes más altos, con lo que se consigue aunar la emoción de las jornadas de liga con la emoción de ganar un gran premio (…) la posibilidad de obtener un elevado BOTE MILLONARIO, hecho éste que lo diferencia de juegos similares». Un mensaje que claramente contradice la exposición del siguiente apartado sobre «juego responsable» en el que se pide «evitar mensajes de modelos de éxito personal basados exclusivamente en la suerte o el juego».

Loterías y Apuestas del Estado incide en la «estrategia creativa» en que «la quiniela es la apuesta deportiva que ofrece mayores premios, llegando a premios millonarios (…) sin ser objeto estratégico el reclamar su utilización en bienes de consumo de alto valor, derroche o abandono del trabajo, sino en aspectos vitales vinculados a valores personales y sociales y de crecimiento personal y solidaridad». Es decir, que no está bien visto por el Ministerio de Hacienda y la SELAE ser millonario gracias a la Quiniela y dejar de trabajar, aunque unas líneas más abajo Apuestas y Loterías del Estado no renuncia a «activaciones digitales para fidelizar jugadores y conseguir nuevos». De esta manera, una parte del Gobierno, Hacienda y su ministra socialista, ejerce la actividad recaudatoria y captadora de nuevos jugadores sin miramientos y la otra parte, la del podemita y controvertido ministro de Consumo, hace campañas y legislación en contra del juego privado para ganar votos, y de una manera u otra ambos se benefician.

Lo último en España

Últimas noticias