Memoria Histórica

Moncloa encarga a dedo a una historiadora del PSOE por 15.000 € una exposición sobre Clara Campoamor

Gobierno ley
El ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños. (Foto: EP)

El Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática que dirige Félix Bolaños ha otorgado un contrato a dedo a una investigadora muy próxima al Partido Socialista para organizar una exposición sobre Clara Campoamor, diputada del Partido Radical que defendió el voto femenino en las Cortes republicanas donde hasta 32 diputados socialistas no lo apoyaron en 1931. Es la otra memoria histórica que no cuenta el PSOE.

Con todo, Moncloa, a través de la Secretaría de Estado de Memoria Democrática dependiente del Ministerio de Presidencia, ha contratado a dedo a la historiadora Rosa María Capel Martínez por 14.980 euros para un «servicio de comisariado para la elaboración del proyecto de exposición ‘Clara Campoamor: feminismo y vanguardia política. Un espíritu adelantado a su Tiempo’», según reza en el expediente consultado por OKDIARIO.

Al tratarte de un contrato menor el Ejecutivo no estuvo obligado a la convocatoria de un concurso público, si bien el Gobierno de Pedro Sánchez ha recurrido para esta exposición propagandística a una de las investigadoras de referencia del Partido Socialista.

Rosa María Capel publicó en 2007 el libro Socialismo e igualdad de género. Un camino común,  una obra realizada con motivo del 30 aniversario de la creación de la Secretaría de Igualdad en la Comisión Ejecutiva Federal de dirección del PSOE y editada por la Fundación Pablo Iglesias, entonces presidida por el ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra y ahora comandada por Santos Cerdán, secretario de Organización de los socialistas.

El propio Félix Bolaños forma parte de la Fundación como miembro de su patronato, al igual que el presidente del CIS, José Félix Tezanos, entre otros. Asimismo, el prefacio de la citaba obra de Rosa María Capel lo firmó el entonces jefe de Ejecutivo y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero.

Kent y Nelken

El PSOE, usando en este caso recursos públicos desde el Gobierno, es decir, dinero del bolsillo de todos los contribuyentes, sigue afanado en su particular guerra con Podemos en pregonar a bombo y platillo que el feminismo no es «patrimonio socialista». Sin embargo, cabe recordar la figura de la destacada socialista Victoria Kent, quien en 1931 votó en contra de que la mujer pudiese votar.

Kent, diputada del Partido Radical Socialista, defendió en las Cortes republicanas que la mujer de su época carecía de preparación suficiente como para ejercer el voto, ya que, según su opinión, estaba influenciada por la Iglesia católica y por tanto su voto sería conservador. Kent incluso calificó de «peligroso» otorgar el derecho a sufragio a la mujer.

«Creo que no es el momento de otorgar el voto a la mujer española», advirtió Kent en su discurso definitivo ante el resto de diputados. «En este momento vamos a dar o negar el voto a más de la mitad de los individuos españoles y es preciso que las personas que sienten el fervor republicano, el fervor democrático y liberal republicano, nos levantemos aquí para decir: es necesario aplazar el voto femenino». Finalmente el sufragio femenino fue aprobado pese a la oposición de Kent y la abstención o rechazo de hasta 32 diputados socialistas. Por su parte, Margarita Nelken, integrante del PSOE, se opuso también al sufragio femenino. Habrá que ver si esto también lo rememora la exposición encargada hora por Moncloa.

Lo último en España

Últimas noticias