El Gobierno declara zona de emergencia los municipios de Baleares afectados por las inundaciones

Baleares
Inundación en Mallorca. Foto: Alberto Vera

El Consejo de Ministros ha acordado declarar, tal y como se había anunciado en los últimos días, zona afectada por emergencia de Protección Civil determinadas zonas de las Islas Baleares, como son Artá, Capdepera, Manacor, Son Servera y Sant Llorenç de Cardassar, que la semana pasada resultaron afectadas por las intensas precipitaciones que provocaron desbordamientos que terminaron con la vida de trece personas.

Según ha anunciado la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Ejecutivo, de acuerdo con las valoraciones iniciales, se calcula que la "horrible tragedia" ha dejado 300 casas con graves daños y 190 kilómetros de carreteras de titularidad pública y varios puentes que necesitan reparaciones.

Además, ha reiterado el "firme pesar" por las 13 personas fallecidas a consecuencia de estas lluvias torrenciales y ha indicado que ya se ha puesto a trabajar con celeridad y mucha responsabilidad para ayudar a las personas que han sufrido la tragedia.

En concreto, ha precisado que se tramitarán ayudas económicas para paliar daños personales y materiales, que estarán exentas del pago del impuesto de la renta para las personas físicas (IRPF) y se tramitarán con carácter de urgencia las obras para reparar infraestructuras, que estarán subvencionadas hasta en un 50 por ciento, tanto a administraciones públicas como también a afectados físicos y jurídicos.

De momento, según ha expuesto la ministra, da "idea de la tragedia" el hecho de que se han retirado en esta semana 4.200 toneladas de residuos y calcula que aún quedan otras 700 toneladas pro retirar.

Finalmente, ha dicho que confía en llegar a una colaboración rápida y leal con la comunidad autónoma de Baleares para poder atender "con la mayor rapidez y eficacia posible" cada caso.

Nuevas emergencias

En Baleares siguen produciéndose incidentes estos días. El servicio de emergencias 112 ha registrado un total de 95 incidentes relacionados con las lluvias desde las 14.00 horas del jueves, cuando se decretó la alerta naranja, hasta las 13.00 horas de este viernes. Muchos de estos –31– han sido por inundaciones, donde los Bomberos de Mallorca han tenido que intervenir para extraer a personas atrapadas en sus vehículos o en sus domicilios.

Según ha informado el 112 de Baleares en su cuenta oficial de Twitter, Pollença ha registrado 27 incidentes, Alcúdia 12 y sa Pobla ocho.

Desde los Bomberos de Mallorca, han explicado que la mayoría de actuaciones se han realizado en la zona de Pollença. Así, por un lado han actuado en la carretera entre Pollença y Sa Pobla y en las carreteras secundarias entre Pollença y la Albufera, donde han tenido que intervenir en diversos casos en los que había personas atrapadas en sus vehículos.

Asimismo, han intervenido en distintos casos de bajos inundados, donde han tenido que evacuar a las gentes de sus casas. Además, han actuado en un desprendimiento de rocas en Esporles en el jardín de una vivienda. No ha habido heridos.

Por otra parte, el SEIB 112 ha informado de que se han reabierto las primeras carreteras más afectadas por la tormenta del pasado día 9 de octubre: la Ma-4041 de Artà a s’Era de Pula, del kilómetro cero al 5,3 y la Ma-4042 de Artà aCanyamel, del kilómetrom 5,1 al 6,2.

Lo último en España

Últimas noticias