La Generalitat concede la semilibertad a Junqueras y al resto de los golpistas a los 9 meses de su condena

El Servicio de Clasificación de la Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima de la Conselleria de Justicia de la Generalitat ha concedido el tercer grado, el de semilibertad, a los nueve golpistas condenados por el Tribunal Supremo por el 1-O.

Según ha informado la Conselleria liderada por Ester Capella, el equipo del Servicio de Clasificación ratifica la propuesta de las juntas de tratamiento de las cárceles de Lledoners, en San Juan de Torruella (Barcelona), Puig de les Basses, en Figueras (Gerona), y en la de Mujeres de Barcelona (Wad-Ras) del pasado 2 de julio.

Con este nuevo grado, el ex vicepresidente Oriol Junqueras, los ex consellers Jordi Turull, Josep Rull, Quim Forn, Dolors Bassa y Raül Romeva, la ex presidenta del Parlament Carme Forcadell, el ex presidente de la ANC Jordi Sànchez y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, tendrán que ir a dormir a la cárcel entre semana y podrán salir durante el día y estar en casa el fin de semana.

Ya avanzado por OKDIARIO

Hace dos semanas OKDIARIO avanzaba que la salida de los presos independentistas de la cárcel era cuestión de días. Fuentes del Govern, consultadas por OKDIARIO, señalaron que a lo largo de este mes de julio los nueve líderes separatistas encarcelados podrán abandonar la prisión. Eso ha sido posible después de que las juntas de tratamiento de las prisiones de Lledoners, Wad-Ras y Puig de les Basses acordaran cambiarles de segundo a tercer grado, conocido como de semilibertad.

De esta forma, Oriol Junqueras, Jordi Sánchez, Jordi Turull, Josep Rull, Joaquim Forn, Raul Romeva, Dolors Bassa, Carme Forcadell y Jordi Cuixart, podrán abandonar el centro penitenciario donde se encuentran privados de libertad desde la sentencia que dictó el Tribunal Supremo y que, en algún caso, como en el de Junqueras, era de trece años de cárcel.

Los nueve condenados, con el tercer grado penitenciario, solo tendrán que ir a la cárcel únicamente a dormir, de domingo a jueves. El fin de semana podrán pasarlo en sus domicilios, junto a su familia. Además, indican fuentes de la Consejería de Justicia, se está estudiando que puedan acudir a otro tipo de centros, con menos seguridad que una prisión, encaminados hacia la reinserción.

Desde la Generalitat señalan que los funcionarios tenían suficientes motivos para concederles el tercer grado, pese a las elevadas penas que tienen por cumplir, ya que ninguno de los nueve internos son conflictivos. Además, recuerdan que tienen un entorno social estable, están plenamente insertados en la sociedad y han tenido hasta ahora un buen comportamiento en prisión.

Ahora, el Servicio de Clasificación de la Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima de la Conselleria de Justicia de la Generalitat lo ha ratificado.

Lo último en España

Últimas noticias