La Fundación Franco llevará a Sánchez a los tribunales por prevaricación si intenta ilegalizarles

Sánchez-Franco
Pedro Sánchez y Francisco Franco.

La Fundación Francisco Franco peleará en los tribunales contra cualquier intento de ilegalización y está dispuesta a llevar al presidente Pedro Sánchez ante la Justicia por prevaricar si decide dar ese paso.

La Fundación Franco ha decidido salir al paso después de que el Parlamento Europeo emitiese una resolución contra las asociaciones favorables al fascismo y al nazismo. Una resolución en la que no ha mencionado concretamente al franquismo, pero que ha sido empleada por determinados sectores para hacer circular la idea de que el pronunciamiento de la Eurocámara abre la vía a una ilegalización de la Fundación española.

Los responsables de la Fundación niegan rotundamente que su organización sea ilegal, señalan la cantidad de asociaciones favorables a planteamientos dictatoriales que existen en la izquierda y alertan de que se defenderán en los tribunales y hasta el final si se intenta tumbar su entidad.

“Toda vez que hasta el Parlamento Europeo en una resolución liberticida, sectaria y antidemocrática sin precedentes, ha tenido a bien considerar nuestra mera existencia como un peligro para la democracia (no deben serlo, al parecer, las Fundaciones Federico Engels, Largo Caballero o Karl Marx), parece necesario aclarar algunos aspectos con el objeto de que tanto los medios de comunicación como el público en general, puedan tener elementos de juicio suficientes para valorar la justicia y la legalidad de una propuesta semejante”, señala la Fundación Franco en un comunicado.

El texto continúa explicando que “en primer lugar, debemos reiterar que la Fundación Francisco Franco se ajusta escrupulosamente, tanto en sus fines, como en su funcionamiento, a lo dispuesto en la legalidad vigente, constituida básicamente por la Ley 50/2002 de Fundaciones y en la legislación de desarrollo. Nuestros fines fundacionales –que es lo que verdaderamente preocupa y molesta a la extrema izquierda- tienen un indudable carácter general como puede verse a través de su redacción, que conoce bien el Gobierno”.

El comunicado destaca los fines de “difundir y promover el estudio y conocimiento sobre la vida, el pensamiento, el legado y la obra de Francisco Franco Bahamonde”, “difundir y promover el estudio y conocimiento del Estado que rigió los destinos de España entre los años 1936 y 1977” o “el fomento y desarrollo de la educación, la investigación científica y técnica y de cualesquiera otras actividades culturales”.

“Pero si se llegase a cuestionar –la capacidad de asombro en este país ya es infinita-, resulta indudable que ello afectaría directamente a la legalidad de Fundaciones de la órbita del Partido Socialista como las Fundaciones Pablo Iglesias y Largo Caballero, Fundación Alfonso Perales, Fundación Gabriel Alomar, Fundación José Barreiro, Fundación Matilde de la Torre, personajes todos estos de mucho menos relieve que Francisco Franco y desconocidos en su mayoría para todos los que no formen parte del Patronato de las mismas”, añade el texto de la Fundación.

La nota señala a continuación que “y qué decir de las Fundaciones de la órbita de Izquierda Unida como la Fundación Catorce de Abril, Fundación Zabaldiak, Fundación Idi Ezquerra, Fundación de Investigaciones Marxistas, Fundación Rey Corral y Fundación Horacio Fernández Iguanzo”.

“Vivimos tiempos recios y sabemos que el gobierno frentepopulista no dudará en retorcer la legislación o en cambiarla si fuera necesario para deshacerse de una Fundación cuyo principal peligro reside en que se empeña, con sus escasos recursos, en recordar a los españoles la verdad de una época que está siendo salvajemente manipulada o simplemente borrada”, aclara en su comunicado la Fundación.

Por todo ello, los miembros de la Fundación Franco advierten: "Entérense bien los acomodados diputados del Parlamento Europeo que claman por nuestra ilegalización que lo único que exaltamos en esta Fundación es el respeto a la verdad y a la historia amenazada hoy más que nunca por una epidemia de manipulación sin precedentes en un país civilizado”.

El texto del comunicado continúa así: "Se engañan quienes se creen que nos vamos a arrugar. Los hombres y mujeres que defendemos el baluarte de la verdad desde esta modesta Fundación somos inasequibles al desaliento y estamos acostumbrados a enfrentarnos con el miedo, con la indiferencia y con la más abierta hostilidad".

La nota difundida por la Fundación señala finalmente que "sabemos que nos enfrentamos a enemigos poderosos, pero frente a quienes no creen en el Estado de derecho y están dispuestos a pisotear cobardemente la libertad de expresión, la libertad de cátedra, la libertad de pensamiento, de asociación y los demás derechos y libertades fundamentales consagrados en la Constitución Española, sepan los españoles que nosotros reafirmamos nuestra confianza en la justicia y en el orden constitucional y anunciamos desde ahora mismo, que llevaremos hasta el final la defensa de esta casa, humilde y precaria, pero que cuenta con dos pilares indestructibles: la fe en Dios y el amor apasionado a España”.

Lo último en España

Últimas noticias