Falcon de Pedro Sánchez

El ‘falconizado’ Sánchez se queja de que no cabe en el jet privado ‘low cost’ que le alquila el PSOE

El ‘falconizado’ Sánchez se queja de que no cabe en el jet privado ‘low cost’ que le alquila el PSOE
Comparativa entre los aviones de Pedro Sánchez.

A Pedro Sánchez le gusta más el Falcon oficial que el Cessna 560 que le alquila el PSOE para actos de partido. Tiene problemas para moverse en este último modelo, cuya cabina tiene 1,4 metros de altura y resulta insuficiente para los 190 centímetros de estatura del presidente.

El PSOE intenta que a Pedro Sánchez no se le relacione con el uso excesivo del avión presidencial. Para los actos de partido, el PSOE contrata un jet ‘lowcost’ con un problema: su cabina tiene una altura de 1,40 metros y Sánchez mide 1,90. Y se ha quejado de ello a sus colaboradores.

Sánchez reapareció esta semana a bordo del Falcon 900 del Ejército del Aire. Tal y como desveló OKDIARIO, el presidente acudió a Jerez este lunes en el polémico avión presidencial que otras veces utilizó, por ejemplo, para ir a un concierto de ‘The Killers con su esposa.

Tras las críticas recibidas por el abuso del avión presidencial, el PSOE decidió poner a disposición de Sánchez un jet privado de alquiler por horas. Entre otras aeronaves, el partido ha contratado en varias ocasiones un Cessna 560, un pequeño reactor para cubrir distancias de corto alcance.

Este avión, con matrícula EC-LEP y gestionado por la firma Gestair, fue el que utilizó Sánchez el pasado 8 de diciembre para desplazarse hasta Lisboa en el día para un acto de partido. Aquel día se celebró en la capital portuguesa el encuentro del Partido de los Socialistas Europeos (PES) que supuso el pistoletazo de salida para la precampaña a las europeas.

Sanchez intentó eludir las críticas recurriendo a este jet Cessna 560, uno de los aviones privados más baratos del mercado de alquiler. Un aparato mucho menos sofisticado y cómodo que los Falcon 900 del Ejército del Aire.

Un avión incómodo

De hecho, el Cessna es un avión mucho más pequeño que el Falcon. Los pasajeros deben agacharse ostensiblemente para poder moverse por los 1,40 metros de altura que tiene su cabina. Los Falcon, por el contrario, tienen una altura de 1,88 metros. Pedro Sánchez tiene una estatura de 1,90 metros.

Esta circunstancia ha provocado que el propio Sánchez haya comentado estas incomodidades con algunos de los colaboradores que suelen viajar junto a él. En un vuelo reciente, tal y como ha sabido OKDIARIO, el personal que se ocupa de que los aviones del presidente estén plenamente listos le escuchó decir que el Falcon “era otra cosa” en comparación con los vuelos en el avión privado del PSOE.

Con la cabeza torcida

OKDIARIO ha consultado a fuentes expertas en aviación sobre los problemas de comodidad que puede entrañar viajar en un Cessna 560 para una persona con la altura de Sánchez. “Una persona de esa altura entraría prácticamente doblado, y sentado su cabeza estaría casi tocando el techo”, aseguran quienes conocen este modelo.

De hecho, la disposición de asientos hace que algunos pasajeros, a partir de cierta estatura, tengan que “mantener la cabeza algo torcida”, lo que puede suponer “un incordio en los viajes e incluso problemas de salud en trayectos largos”.

El Cessna 560 tiene una longitud de cabina de 5,28 metros, y una anchura de 1,48 metros. Espacio en el que pueden viajar hasta 7 pasajeros en distancias no superiores a 3.648 kilómetros (vuelos inferiores a 5 horas). Su velocidad de crucero es de 795 kilómetros por hora.

Lo último en España