Independentismo en Cataluña

Exteriores instruye a sus embajadores para que defiendan el diálogo con los golpistas

La documentación remitida por el Gobierno de Pedro Sánchez pone "énfasis" en la política de diálogo.

Josep Borrell
Josep Borrell este miércoles en el Congreso (EFE).

El Ministerio de Exteriores instruye a sus embajadores para que loen la política de diálogo con los dirigentes independentistas, emprendida por el gobierno de Pedro Sánchez. 

El departamento del ministro Josep Borrell confirma, a través de una respuesta parlamentaria al diputado del PDeCAT, Jordi Xuclá, que «envía regularmente a los embajadores extractos de las posturas defendidas por el Gobierno en relación con la situación en Cataluña, con especial énfasis en el clima de diálogo propiciado en los últimos cuatro meses». Además, añade, se remite una recopilación de «artículos de interés publicados en medios internacionales» y «que podrían pasar desapercibidos por algunas misiones diplomáticas, junto con datos recopilados por distintas instancias internacionales acerca de España», en lo relativo a calidad democrática o transparencia, entre otros asuntos.

En su pregunta, el diputado se interesaba por el presunto envío de un power point realizado por un profesor de la Universidad de Córdoba a sus embajadores para que lo empleasen como argumentario. En dicho dossier se desmontan los principales argumentos de los dirigentes independentistas y se destaca el carácter populista de su discurso.

El Gobierno desmiente el envío de dicha documentación, pero sí confirma que su política con quienes desafían al Estado sigue pasando por el diálogo, y así quiere que se promueva en la escena internacional y, con especial interés en el ámbito europeo.

Los embajadores son clave para contrarrestar el discurso independentista en las instituciones comunitarias, y la percepción de la situación catalana en otros países.

En julio, Exteriores les remitió el discurso del entonces representante en Washington, Pedro Morenés, en el festival cultural Smithsonian Folklife, en el que rebatió las palabras del presidente catalán, Quim Torra, sobre la situación en Cataluña.

Una de las preocupaciones de Exteriores es la relación con los cónsules en Cataluña

El ministro apostilló que su intención con ese envío era «decirles que en cualquier ocasión en la que se produzca una situación parecida reaccionen exactamente de la misma manera». En el discurso, Morenés destacaba que «Cataluña goza ahora de la etapa de mayor autogobierno, mayor libertad y mayor prosperidad de su historia» y rebatía que en España existiesen presos políticos: «En España no hay presos políticos. No lo digo yo. Lo han dicho los informes de Amnesty Internacional y Human Rights Watch. Hay unos políticos que, a pesar de haber sido reiteradamente advertidos por sus propios servicios jurídicos, decidieron retorcer el Reglamento del Parlamento y violar el estatuto de Autonomía de Cataluña y la Constitución», avisó el exministro.

Problema con los cónsules

Poco después de llegar al cargo, Borrell remitió también otro dossier a los corresponsales extranjeros en España y a los cónsules destinados en Barcelona «para que conozcan la realidad» de Cataluña. El envío se produjo después de que Torra se reuniese con los cónsules extranjeros en la ciudad, en un encuentro en el que proclamó que el derecho de autodeterminación es algo «esencial» y que el independentismo no se rendirá hasta conseguirlo.

En su cita con los delegados internacionales, Borrell les entregó un estudio sobre la dimensión internacional del ‘procés’ del Real Instituto Elcano y documentos relacionados con el curso ‘Anatomía del procés’ que dieron en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo los expertos Manuel Arias Maldonado, Joaquim Coll e Ignacio Molina.

La relación con los cónsules en Barcelona ya fue fuente de problemas para el Gobierno de Mariano Rajoy, y también lo es para el de Pedro Sánchez, ya que el independentismo suele utilizarlos para reafirmar su deseo de «Estado» ante la escena internacional y emplearlos para su propaganda.

A principios de este mes, la Embajada de Grecia en España anunció el cese de su cónsul honorario en Barcelona, Fernando Turró, por, como publicó OKDIARIO, manifestarse en la Diada con una camiseta y bandera independentista. Además, Turró estuvo en diciembre de 2017 en un acto fuera de España con el expresidente catalán Carles Puigdemont.

Lo último en España

Últimas noticias