Esperanza Aguirre declarará el viernes en el caso Púnica por su papel en la financiación del PP

Esperanza Aguirre en la comisión de investigación de la financiación ilegal del PP en el Congreso de los Diputados.
Esperanza Aguirre en la comisión de investigación de la financiación ilegal del PP en el Congreso de los Diputados.

La ex presidenta madrileña Esperanza Aguirre está citada a declarar este viernes como investigada en la pieza de Púnica sobre la supuesta financiación ilegal del PP madrileño, después de que el lunes y jueves comparezcan el también expresidente Ignacio González y tres ex consejeros.

Aguirre, que fue presidenta entre 2003 y 2012, cerrará así la ronda de declaraciones por la pieza 9 de esta causa en la que han comparecido a lo largo de varias semanas numerosos ex cargos regionales como la ex presidenta Cristina Cifuentes y ex directivos de la empresa Indra, incluido su expresidente Javier Monzón.

Aparte de Aguirre, esta semana están citados los ex consejeros Juan José Güemes y Manuel Lamena el lunes y el expresidente González y la ex consejera Gádor Ongil el jueves.

El juez del caso Púnica, Manuel García Castellón, citó a Aguirre porque le atribuye "un papel decisivo y esencial" en la presunta financiación irregular del PP de Madrid, hasta el punto de que sospecha de que fue quien "ideó la búsqueda de recursos" para costear las campañas que ella elegía.

Cree que el PP de Madrid financió "de forma opaca y fraudulenta" las campañas electorales autonómicas del 2007 y 2011 y las generales de 2008 "ocultando" el "verdadero coste" de las mismas y su financiación, "eludiendo de forma continuada y bajo un mismo patrón de actuación" las obligaciones de la Ley Electoral.

"La investigación arroja indicios racionales de que (Esperanza Aguirre) sería quien ideó la búsqueda de recursos, que financiaran las campañas que ella misma seleccionaba, y la supervisora última de las sinergias entre sus consejeros de confianza, que impulsó con dicha finalidad", indicó el magistrado en su auto de imputación.

Campañas que, según puntualizaba, "iban dirigidas fundamentalmente a fortalecer y vigorizar su figura política y consolidarla como presidenta de la Comunidad".

Además de a Aguirre, el juez también atribuye "un papel decisivo y esencial" en la toma de decisiones a los que fueran sus más estrechos colaboradores, Ignacio González y el ex consejero Francisco Granados, además de al ex gerente del PP de Madrid Beltrán Gutiérrez.

El instructor del caso Púnica cree que Aguirre "se apoyó" en ellos, también imputados, para que "ejecutasen sus decisiones" y considera que "el impulso y la supervisión de todo el entramado" pivotaba en la presidenta de la Comunidad y a su vez de Fundescam, fundación "directamente vinculada" al PP de Madrid y que también sirvió como "trasvase de fondos".

El juez sitúa a la ex presidenta madrileña en la "más alta supervisión" de la contratación de varios servicios para la campaña de 2007 que superaban el coste previsto por la ley. Junto a González, Granados y Gutiérrez, "convinieron" la forma en que el PP "afrontaría el pago" de los mismos, de manera que fuese en realidad la Comunidad quien lo abonase "de manera encubierta".

Los hechos en los que se centra esta pieza, indica el juez, comenzaron en 2003 con la llegada al Gobierno madrileño del PP, "cuyos dirigentes fijaron una estrategia para obtener fuentes de financiación para el partido".

Lo último en España

Últimas noticias