España acogerá el próximo trimestre a 400 refugiados desde Grecia y Turquía

idomeni-refugiados-desalojo-grecia-macedonia
Agentes de la policía griega desalojan a una familia del campo irregular de refugiados de Idomeni. (AFP)

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado, tras la reunión del Consejo de Ministros, que España acogerá en el siguiente trimestre (julio, agosto y septiembre) a 200 refugiados reubicados desde Grecia y a otros 200 desde Turquía, pero antes, en los próximos quince días, llegarán al país, como estaba previsto, otros 285 desde Líbano.

Sáenz de Santamaría ha informado de que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, dará cuenta este viernes de las cifras en el Consejo de Ministros de Interior de la UE de el calendario de operaciones de acogida para los próximos tres meses para las que se ha previsto un incremento de la partida de integración en los presupuestos del Estado en 2.522 %. En concreto, España contribuirá con 153 millones de euros, entre 2016 y 2019, al mecanismo que la UE acordó el pasado noviembre para ayudar a los refugiados, que comprende una cantidad inicial de 3.000 millones de euros, de los que 1.000 se financian con cargo a los presupuestos europeos y el resto, a través de aportaciones nacionales según la Renta Nacional Bruta.

Hasta la fecha han llegado a España desde Grecia e Italia 124 personas, pero se espera que a finales de junio sean 144, a las que habrá que sumar en las próximas dos semanas las 285 de Líbano. En este mismo mes, según Sáenz de Santamaría, también está prevista la llegada de los primeros refugiados a través del mecanismo "uno por uno", surgido del acuerdo de la UE con Turquía, que ascenderán a 101, de los que 90 están documentados. La vicepresidenta ha señalado que con todas estas acciones, España muestra su compromiso de acoger a los 17.000 refugiados que fijó la UE para el país y se convierte en el cuarto de la UE en llevar a cabo "procedimientos efectivos" de reubicación y asentamiento de refugiados.

Nuevos pilares de intercambio de información en la UE

En la Reunión del Consejo, los ministros del Interior de los 28 han abordado la mejora en el intercambio de información, uno de sus objetivos prioritarios. En este sentido, se está trabajando en la creación de una base de datos única que redefinirá la forma en que se procesa y comparte la información entre los estados miembros, en cuanto que explotará al máximo las actuales herramientas para mejorar el intercambio de información y la interoperabilidad de los sistemas. Su objetivo será luchar más eficazmente contra todo tipo de delitos, especialmente contra el terrorismo.

En esta materia, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha señalado ante sus socios europeos que “nos encontramos ante un momento crucial en relación al intercambio de información, pues estamos definiendo la arquitectura de nuestros sistemas; el trabajo será difícil, pero la finalidad merece nuestro esfuerzo conjunto, pues frente a la gravedad de las amenazas a las que nos enfrentamos, resulta necesario disponer de toda la información contenida en los distintos sistemas de la Unión Europea de un modo integrado y fácilmente accesible por los servicios competentes”. Cabe señalar que España se encuentra entre los cinco estados miembros que más consultan y comparten información, tal y como ha destacado el coordinador de la Lucha contra el Terrorismo de la Unión Europea, Gilles de Kerchove, en su informe sobre la utilización de las bases de datos, y que pone de manifiesto el firme compromiso de España en la lucha contra el terrorismo.

Sobre este asunto, el ministro del Interior español ha trasladado a sus homólogos europeos que España contribuye regularmente a los ficheros de análisis de Europol y participa activamente en las iniciativas creadas en el seno de esta agencia para la lucha contra el terrorismo. Igualmente, España ha sido receptiva a los llamamientos de Europol solicitando personal especializado para reforzar sus capacidades de lucha antiterrorista, y ha enviado expertos que han participado en los Equipos Conjuntos de Investigación “Fraternité” creados tras los atentados de París y Bruselas. En relación al control de armas de fuego y explosivos, Jorge Fernández Díaz ha reiterado que España se muestra favorable a la revisión de la Directiva europea relativa al control de la adquisición y tenencia de armas, que persigue una homogeneización de la normativa europea en esta materia. En este sentido, ha subrayado que “la lucha contra el tráfico de armas de fuego es fundamental a la hora de garantizar la seguridad de nuestros ciudadanos”.

Agenda Europea de Migración

Los ministros del Interior de los 28 han analizado la Comunicación de la Comisión “para establecer un nuevo marco de asociación con terceros países bajo la Agenda Europea de Migración”, cuyo objetivo principal es que los estados miembros actúen de manera coordinada con otros países fuera de las fronteras de la Unión Europea para mejorar la gestión de los flujos migratorios con pleno respeto a los derechos humanos.

Sobre este asunto, Jorge Fernández Díaz ha trasladado a sus homólogos europeos que España valora muy positivamente esta Comunicación, en la medida en que recoge “los pilares fundamentales de la política migratoria que España ya desarrolla nacionalmente, que da resultados, y que es una referencia en Europa”. En este sentido, el ministro del Interior español ha señalado que “estamos convencidos de que la Unión Europa debe concebir y desarrollar una política de gestión de flujos migratorios basada en las experiencias constructivas de sus estados miembros y en la cooperación con los países de origen y tránsito”.

La Comunicación de la Comisión prevé la creación de un fondo de 62 mil millones de euros, aumento muy sustancial con respecto a los 1.800 millones de la Cumbre de la Valeta, que estará destinado a la consecución de los siguientes objetivos: cooperación y prevención en origen, favoreciendo que los migrantes encuentren opciones para un futuro en sus propios países, reforzando sus instituciones y fortaleciendo su gobernabilidad; lograr la cooperación de los terceros países en el control de las fronteras; lucha contra el tráfico de personas; fortalecimiento de las políticas de retorno y readmisión; y refuerzo de las capacidades de asilo.

Últimas noticias