Errejón: "No me aferraré al escaño, lo abandonaré si me lo pide la dirección de Podemos"

Errejón
Íñigo Errejón en La Sexta Noche.

Íñigo Errejón ha anunciado este sábado que abandonará el escaño que ocupa en el Congreso de los Diputados si se lo pide "cualquier compañero con responsabilidades de dirección" en Podemos.

Errejón ha hecho estas declaraciones durante una entrevista concedida en La Sexta Noche: "Si me lo piden, no voy a tardar ni un minuto, no me voy a aferrar al escaño. Pero tampoco voy a cambiar mis ideas por un escaño".

Todavía nadie se lo ha pedido oficialmente, aunque Pablo Iglesias ha afirmado que Errejón ya está fuera del partido y Pablo Echenique se ha mostrado convencido de que se aferra al escaño porque "de algo tiene que vivir hasta el mes de mayo".

Durante su intervención, Íñigo Errejón ha defendido que en ningún caso constituye una traición al partido presentarse como candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid a través de la plataforma de Manuela Carmena, Más Madrid.

"Ya no marco el rumbo de Podemos"

"¿Lo que es bueno para la ciudad de Madrid, no es bueno para la Comunidad de Madrid?", se ha preguntado, "no he podido ser más claro y coherente, llevo más de un año diciendo que hay que abrir el partido, integrar a más gente, es necesario carmenizar la Comunidad de Madrid".

Errejón ha reconocido que, desde que fue purgado por Pablo Iglesias en la asamblea de Vistalegre II, nadie le hace mucho caso en el partido: "He sido secretario político y portavoz parlamentario de Podemos", ha señalado, "pero desde hace casi dos años ya no lo soy, no marco el rumbo de Podemos. No siempre he estado de acuerdo con el rumbo del partido, pero no he renunciado a mis ideas, que son lo más valioso que tengo".

Pese a mostrarse dolido, ha tendido la mano para que Podemos se sume finalmente a su candidatura, en lugar de presentar una lista rival, como anunció Pablo Iglesias: "Espero que la dirección de Podemos recapacite. Manuela y yo hemos hecho una invitación a mucha gente anónima, pero también a los partidos, para sumar fuerzas. Tienen que estar Podemos, Izquierda Unida, Equo y mucha más gente".

Todo ello, aplicando una forma muy similar a la que permitió a Podemos "ganar muchas alcaldías" en las elecciones municipales de 2015: ocultando y diluyendo la marca Podemos en una plataforma formada con otros movimientos.

"Ambicioso, frío y calculador"

Durante la entrevista, el antiguo número 2 de Podemos ha evitado contestar a las descalificaciones que le han dirigido, en las últimas horas, Pablo Echenique, Irene Montero y Juan Carlos Monedero, quien le ha calificado de "excesivamente ambicioso, frío y calculador".

"Supongo que está enfadado", ha replicado a Monedero con sorna, "pero yo estoy ilusionado. A mí no me sale hablar así de un compañero con el que he compartido muchas horas". Errejón ha hablado con nostalgia de la mítica imagen de los fundadores de Podemos (Carolina Bescansa, Luis Alegre, Monedero, Errejón y Pablo Iglesias), de los que ya sólo queda este último: "Fue un momento muy hermoso", ha dicho al respecto, "era un Podemos que no regañaba, sino que sorprendía".

Lo último en España