Reforma laboral

ERC y Bildu ponen en aprietos a Sánchez: rechazan la reforma laboral porque no deroga la del PP

Reforma laboral
Reforma laboral

ERC y EH Bildu ponen en aprietos al Gobierno de Pedro Sánchez por la reforma laboral que el Consejo de Ministros ha aprobado este martes. Los socios parlamentarios del Ejecutivo en el Congreso rechazan a día de hoy votar a favor de esta reforma porque, a su juicio, no deroga la normativa que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012. El apoyo de separatistas y de proetarras se presuponen claves después de que ambas formaciones facilitasen que salieran adelante los Presupuestos Generales del Estado.

El portavoz de ERC en la Cámara Baja, Gabriel Rufián, ha acusado al Ejecutivo de Pedro Sánchez de «vender humo» sobre este asunto. El dirigente separatista considera que el Gobierno de Sánchez ha dedicado «muchas horas» a hablar con la CEOE y Cepyme para alcanzar un acuerdo y «cero horas» en negociar con sus socios. «Han empezado la casa por el tejado», ha asegurado Rufián este martes ante los medios.

«Faltan cosas en esa reforma laboral y hay muchísimo margen de mejora. De momento, los 13 diputados de ERC estamos en un ‘No’ bastante claro», ha recalcado el dirigente independentista.

La portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, ha asegurado que la reforma laboral no va a contar con el apoyo de su partido porque «no da respuesta a las necesidades de los trabajadores».

La formación proetarra pedirá que se tramite en el Congreso, en caso de convalidarse, como proyecto de ley para introducir cambios porque faltan «muchísimas cosas» para la «derogación completa» de las normas que aprobó el PP en 2012. Aizpurua ha señalado que faltan «muchísimas cosas» para que el Gobierno de Sánchez cumple con su compromiso y también le ha exigido dialogar para cambiarla, «le parezca bien o mal a la patronal».

«Esta reforma no es histórica, pero puede serlo porque puede poner fin al recorte de tantos años. Esperamos que en la tramitación parlamentaria el Gobierno tenga una actitud constructiva, es necesario dialogar para cumplir la palabra dada, le parezca bien o mal a la patronal. La patronal nunca ha defendido los derechos de los trabajadores y nunca lo hará», ha sostenido.

«No se toca»

El presidente de la patronal, Antonio Garamendi, ya advirtió al Gobierno de Sánchez contra los posibles cambios que acepte en el Congreso. Garamendi avisó de que en caso de que se cambie el texto, la organización empresarial dirá que «no ha firmado» ese texto.

Garamendi advirtió en una entrevista a El Programa de Ana Rosa de Telecinco que el acuerdo sobre la reforma laboral, pactado con el Gobierno y los sindicatos el pasado jueves, «no se toca» porque puede «generar mucha paz social». «Llevamos nueve meses negociando, muchos días 14 horas», defendió.

El presidente de los empresarios también expresó su confianza en el Ejecutivo y en el resultado final del texto, que debe pasar «por un control normativo de calidad». «Hasta ahora el Gobierno ha cumplido las cosas que hemos pactado», añadió.

Lo último en España

Últimas noticias