Emotivo homenaje a José Salas, el policía de Barcelona al que el asesino Rodrigo Lanza dejó tetrapléjico

Juan José Salas, el policía de la Guardia Urbana de Barcelona que quedó tetrapléjico tras la brutal agresión de Rodrigo Lanza en 2006 cuando acudía la calle de San Pere Mes Baix de la Ciudad Condal a un edificio okupado, ha recibido un caluroso y emotivo homenaje por parte de sus compañeros de la Policía Nacional este domingo en Vía Layetana.

Salas ha sido recibido de una forma cariñosa por los agentes de la Policía Nacional, un gesto que ha llenado de mensajes de cariño las redes sociales, ya que su historia encogió el corazón de toda España al quedar prácticamente en estado vegetativo en 2006 cuando contaba con sólo 39 años.

Cuando llegaron a la casa okupada, donde se estaba dando una fiesta, el objetivo de los agentes de la Guardia Urbana era prevenir posibles incidentes y que la fiesta no fuera a más y evitar molestias a los vecinos de esta calle del centro de la Ciudad Condal. Según la sentencia judicial, los policías se vieron obligados a retroceder a la calle de Jaume Giralt, perpendicular a San Pere Mes Baix y más estrecha aún que la primera, por lo que apenas cabe un coche, porque los antisistema, entre los que estaba Lanza, estaban armados con palos y piedras.

Una de estas piedras fue lanzada por Lanza e impactó de manera brutal sobre el cráneo de Salas, quien se desplomó de manera fulminante, y a pesar de ello siguió recibiendo golpes del grupo de antisistema. Salas nunca se recuperó. La pedrada le dejó en estado vegetativo y en situación de “gran invalidez”.

Lanza fue condenado a nueve años de prisión, de los cuales sólo cumplió siete. Salió a la calla y, lejos de la reinserción, volvió a matar, aunque no en Cataluña, sino en Zaragoza. Ciudad en la que agredió y mató a Víctor Laínez, de 55 años, el 8 de diciembre de 2017 por el sólo hecho de llevar unos tirantes con la bandera de España. El próximo 4 de noviembre comenzará el juicio por este crimen.

Lo último en España

Últimas noticias