Tribunales

Dolores Delgado ‘regala’ la plaza más codiciada del Supremo a una fiscal sin experiencia: Esmeralda Rasillo

Dolores Delgado
Dolores Delgado, fiscal general del Estado y ex ministra de Justicia.
  • Loreto Ochando

La fiscal general del Estado, Dolores Delgado, ha decidido ‘regalar’ la plaza más codiciada del Supremo, la perita en dulce, el caramelo, a su amiga Esmeralda Rasillo, su acólita, la mujer que obtuvo un cargo en el Ministerio de Justicia mientras Delgado fue ministra, y que la siguió a la Fiscalía General del Estado cuando Pedro Sánchez la nombró.

Una plaza, la de fiscal de Sala de la Fiscalía Togada, a la que aspiran, ni más ni menos, que 19 fiscales, 13 de los cuales tienen más escalafón y experiencia que Rasillo, y dos de los 19, pese a tener menos escalafón, son los únicos que tienen experiencia en esta rama tan especializada, a la que habría que añadir un tercero con experiencia en internacional.

La de Lo Togado es una de las plazas más cotizadas; no en vano es, de largo, la que más peticionarios tiene. Pero es un trabajo que requiere de unos conocimientos concretos que el común de los fiscales, por mucho escalafón que alcancen, no tienen. Sin embargo, parece ser que Dolores Delgado quiere a su ‘amiga’ en la plaza y que, como explican las fuentes consultadas por este periódico, «pretende venderla como una mujer en una sala de hombre, sin tener en cuenta el mérito y la capacidad».

Pero la plaza de Lo Togado no es la única que «ya está adjudicada a dedo». Según las fuentes de las asociaciones de fiscales y del Tribunal Supremo consultadas por OKDIARIO hay otras dos que ya tienen nombre y apellido.

La primera es la de fiscal de Sala coordinador de los servicios especializados en la Protección de Personas con Discapacidad y mayores que, según las fuentes, será para María José Segarra, ex fiscal general del Estado ‘depurada’ por Pedro Sánchez por su independencia en el cargo.

De hecho, las fuentes aseveran que el hecho de que vayan a dar esta plaza a Segarra «sería de justicia divina» pues, según explican, «no es de recibo que María Segarra esté de fiscal ‘de a pie’ después de ser FGE porque no se contempla que alguien que ha ostentado el máximo cargo del Ministerio Público, si es fiscal, no tenga plaza en el Supremo como ocurre con, por ejemplo, el jefe de la Nacional».

Plaza compleja

La tercera plaza en discordia es la más compleja de explicar, ya que el agraciado no está ni siquiera asociado, aunque es un conservador confeso, pero no vinculado a ningún partido. La plaza, la de fiscal de Sala del Supremo, a priori suena a plaza normal, pero ni mucho menos lo es, ya que es la del ‘jefe’.

Así, según las fuentes consultadas, fue la propia Dolores Delgado la que llamó al actual fiscal delegado de Menores, José Javier Huete, para decirle «preséntate que la plaza es tuya». Los compañeros de Huete explican que «es un perfil extremadamente técnico. Muy bueno, y no influenciable, pero su nombramiento abre la veda para que ‘Lola’ meta en su plaza a alguien a quien le deba un favor y, con ese segundo nombramiento, controle la junta de fiscales».

OKDIARIO ha tratado de ponerse en contacto con la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, para que explique el tema de las plazas. Sin embargo, no ha sido posible contactar con ella ni por teléfono ni por mensaje.

Anticorrupción

Las otras plazas bajo sospecha son las de Anticorrupción. Miguel Serrano e Ignacio Stampa, los fiscales del caso Tándem que actualmente están en comisión de servicio, han solicitado la plaza ‘fija’. El problema que ambos tienen, sobre todo Stampa, es que existen unos mensajes de la abogada de Podemos que evidenciarían una relación, más allá de lo profesional, con el partido.

Es más, el teniente fiscal del Supremo, Luis Navajas, llegó a decir en una entrevista con OKDIARIO, preguntado por la relación de Stampa con la letrada, que le daba asco y que él «le habría apartado» del caso.

Un mes después de haber declarado eso, tras una visita de Stampa al despacho y hacerse pública la petición de su plaza, Navajas blanqueó al fiscal. En un escrito público, Luis Navajas dijo: «Quiero manifestar que en los días 19 y 21 de septiembre me realizaron sendas entrevistas periodísticas en OKDIARIO y Onda Cero en las que vertí algunas manifestaciones, extremadamente desafortunadas, vinculadas a la trayectoria profesional de Ignacio Stampa, fiscal en comisión de servicios en la Fiscalía Anticorrupción, manifestaciones relacionadas con el llamado caso Tándem, desafortunadas por imprudentes por cuanto en ese momento me limité a hacerme eco de anteriores publicaciones periodísticas que ahora sé que eran rotundamente falsas en lo que a Stampa se referían, sin hacer las comprobaciones que por mi cargo estaba obligado».

Lo último en España

Últimas noticias