Cuatro parejas de hermanos marroquíes de 17 a 27 años montaron los atentados de Barcelona y Cambrils

Oukabir
El joven de 17 años Moussa Oukabir (a la derecha), muerto en el tiroteo de Cambrils, junto a un amigo.

Los Mossos d’Esquadra han difundido esta noche la identidad de los cinco terroristas abatidos en la madrugada del viernes en Cambrils, después de que hirieran a varias personas con armas blancas. Los cinco tienen entre 17 y 27 años y pertenecen al mismo grupo de amigos de origen marroquí residentes en Ripoll (Gerona).

En total, hay cuatro parejas de hermanos, todos ellos muy jóvenes y procedentes de la comunidad musulmana de Ripoll, que estarían implicados en distinto grado en los atentados de Barcelona y Cambrils.

Uno de los terroristas abatidos en Cambrils es Moussa Oukabir, de 17 años, quien durante las últimas horas ha sido señalado como el principal sospechoso de conducir la furgoneta que atropelló a decenas de personas en Las Ramblas: dejó 13 muertos y al menos 130 heridos. Ahora parece descartado que Moussa fuera el conductor de la furgoneta.

Oukabir
Una imagen de Moussa Oukabir tomada hace dos años.

La furgoneta fue alquilada con la documentación de su hermano, Driss Oukabir, de 27 años, quien permanece detenido desde el jueves. En su perfil de Facebook, Moussa Oukabir era seguidor de grupos como “Conversos al Islam”, “El Corán es mi guía” y “Ayuda islámica a nuevos musulmanes". También lanzaba en las redes sociales mensajes como el siguiente: "Si fuera rey absoluto por un día mataría a los infieles y sólo dejaría a los musulmanes que sigan la religión".

Otro de los terroristas abatidos en el atentado de Cambrils es Said Aallaa, nacido hace 19 años en Naour (Marruecos). Su hermano, Mohamed Aallad, permanece detenido porque consta como propietario del Audi A3 negro que los terroristas utilizaron para irrumpir en Cambrils. Pretendían llevar a cabo un atropello masivo en el Paseo Marítimo de esta población, como había hecho unas horas antes otro de los terroristas en las Ramblas.

Cambrils
Tres de los sospechosos buscados por la Policía fallecieron en el tiroteo de Cambrils. El cuarto, Younes Abouyaaqoub, sigue en busca y captura.

Entre los cinco terroristas que murieron en Cambrils también hay dos hermanos: Omar (21 años) y Mohamed Hychami, de 24 años de edad y nacido en Mrirt (Marruecos). El segundo está incluido en el listado de sospechosos que los Mossos habían difundido esta tarde hasta que, a última hora, se ha confirmado su muerte.

El quinto terrorista fallecido es El Houssaine Abouyaaqoub, de 19 años. Los Mossos siguen buscando el paradero de su hermano, Younes Abouyaaqoub, de 22 años, por considerar que también estaría implicado en los atentados. Este último es mecánico soldador y trabajaba en un taller de soldadura situado en Ripoll.

Además, durante las últimas horas los Mossos han detenido a cuatro personas. Entre ellos se encuentran los citados Driss Oukabir (cuya documentación fue utilizada para alquilar dos furgonetas), Mohamed Aallad (propietario del Audi utilizado por los cinco terroristas de Cambrils) y Mohamed Houli Chemlal (de 20 años y nacido en Melilla), que estaría implicado en la explosión registrada el miércoles en un chalé de Alcanar (Tarragona), en el que los terroristas almacenaban decenas de bombonas de gas.

Chemlal
Mohamed Houli Chemlal, de 20 años, permanece detenido desde el jueves.

Sería precisamente en ese chalé donde los yihadistas llevaban varios meses preparando un gran atentado suicida con explosivos (presumiblemente pretendían hacer estrellar en Barcelona las dos furgonetas alquiladas, cargadas con las bombonas de gas), que quedó frustrado con la explosión accidental registrada el miércoles por la noche.

En el siniestro falleció al menos uno de los terroristas y los Mossos investigan unos "restos biológicos" que podrían corresponder a un segundo cadáver. Algunas informaciones apuntan a que el segundo fallecido podría ser Younes Abouyaaquob, el último miembro de la lista de sospechosos buscados. Además, están en busca y captura otras tres personas, por su presunta implicación en los atentados.

Según la tesis que barajan los investigadores, los dos ocupantes del chalé de Alcanar serían los dirigentes de la célula terrorista: dos individuos experimentados y de mayor edad, llegados desde Francia y con contactos con grupos yihadistas del norte de África. Y con capacidad para custodiar y manipular el arsenal de explosivos que guardaban en el chalé.

Las cuatro parejas de hermanos marroquíes de Ripoll (alguno de ellos, como Moussa Oukabir, radicalizado desde el punto de vista religioso) serían la mano de obra encargada de ejecutar sus planes criminales.

Lo último en España

Últimas noticias