Crisis del coronavirus

El coronavirus sigue segando vidas en España: 17.489 muertos, 517 más en 24 horas

Ver vídeo

La cifra de muertes por coronavirus asciende ya en España a 17.489. En las últimas 24 horas han fallecido 517  personas con Covid-19. El sábado se registró la cifra más baja de defunciones en los últimos 20 días, con 510. Los casos confirmados son 169.496, 3.477 más. No obstante los datos hay que tomarlos con cautela, ya que el lunes suele reflejar el ‘efecto fin de semana’, con un menor número de notificaciones. Además, 64.727 personas han superado la enfermedad.

Este lunes se han reincorporado al trabajo los sectores no esenciales, como construcción o industria, cuya actividad había quedado suspendida hace 15 días.

El Gobierno lleva a cabo un reparto de mascarillas reutilizables en estaciones de transporte público. La distribución tiene lugar, fundamentalmente, en las estaciones de metro, autobús y cercanías, con el propósito de evitar un rebrote de contagios debido a las aglomeraciones que se producen en estos lugares.

Sanidad ha recomendado el uso de estas mascarillas, llamadas «higiénicas», «para aquellos trabajadores y trabajadoras que no puedan teletrabajar ni desplazarse en vehículo particular, bicicleta o a pie, y deban utilizar medios de transporte público con una importante afluencia de personas».

Desde varios sectores se critica esta reincorporación al trabajo, cuando el número de contagios diario es todavía elevadísimo. Desde el Ejecutivo se recuerda que no se trata de un «desconfinamiento». No obstante, la estrategia ha sido criticada por varios dirigentes autonómicos.

El Gobierno trabaja desde hace semanas en esa vuelta gradual a la normalidad, que pretende llevar a cabo a partir del próximo 26 de abril. En una comparecencia, este domingo, Pedro Sánchez destacó que no se suavizará la reclusión de los españoles en sus casas si no «ganamos terreno al virus y nuestro sistema de salud recupera tono». Si no es así, dijo, «mantendremos o reforzaremos las restricciones». No obstante, el socialista consideró que los datos, pese a que la epidemia se ha cobrado más de 15.000 vidas en nuestro país, son «alentadores».

El líder del PSOE insistió una vez más en compartir las responsabilidades de su cuestionada gestión con los partidos de la oposición, a los que apela para un «pacto de reconstrucción». Sánchez prometió «dejar atrás las palabras gruesas».»A esto me consagraré, ni una crítica, ni un reproche, ni un desplante, de mi boca sólo saldrá una palabra unidad», aseguró.

No obstante, cabe recordar la dura intervención de su portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, el pasado jueves en el Congreso, cuando llegó a calificar al líder de la oposición, Pablo Casado, de «desleal», «indigno», «falso» e «irresponsable».

Casado, por su parte, ha aplazado esos pactos que pretende el socialista y ha considerado que ahora es momento de «salvar vidas».

El líder ‘popular’ se ha mostrado molesto por la gestión del Gobierno en la crisis sanitaria y el tono del Ejecutivo hacia el principal partido de la oposición.

 «Está hablando de la reconstrucción cuando todavía estamos en plena guerra. Yo le pido pactos por las mascarillas, por los test, por el paro… Lo que le digo es que deje de hablar de lo que pasará en unos meses. Ya hablaremos de eso, ahora vamos a salvar vidas», ha insistido Casado.»Le ofrecemos un pacto por las mascarillas, por los test, por el paro…», ha recalcado.

Casado apuesta por «el modelo coreano en el que había una doble estrategia con previsión de compras y los test, para garantizar que los asintomáticos no vayan al centro de trabajo». Ha considerado que la estrategia de Sánchez de vuelta al trabajo ha sido «muy repentina».

Lo último en España

Últimas noticias