Crisis del coronavirus

El Congreso hace test de coronavirus a los diputados a dos semanas de irse de vacaciones

Estas pruebas de detección de coronavirus se vienen efectuando a los parlamentarios los lunes y los jueves

PP y Vox preguntarán a Iglesias, Calvo e Irene Montero por el 'caso Dina' en el Congreso de los Diputados

sueldo diputados
Vista de un pleno celebrado en el Congreso de los Diputados. (Foto: Congreso)
  • J. Guirado y S. Sanz

El Congreso de los Diputados está realizando test de coronavirus a los parlamentarios antes de irse de vacaciones, algo que no deja de resultar llamativo por la cercanía del parón estival. Según ha podido saber OKDIARO de fuentes de la Cámara baja, estas pruebas de detección de la Covid-19 se vienen efectuando a los diputados los lunes y los jueves en una sala del número 36 de la Carrera de San Jerónimo.

Hasta la fecha sólo había trascendido que se estaban realizando pruebas de coronavirus al personal de la Cámara. La Mesa del Congreso autorizó un contrato de 79.500 euros para hacer test serológicos y pruebas PRC «en el ámbito del Congreso». El encargo recayó en los laboratorios Synlab Diagnósticos Globales, firma que se impuso a la otra empresa a la que se solicitó presupuesto en un procedimiento negociado sin publicidad y con tramitación de emergencia.

El acuerdo de adjudicación está fechado el 23 de junio y en la motivación se dice que «la actividad contratada se considera necesaria para paliar la situación de emergencia creada por la pandemia del Covid-19, a fin de evitar su propagación en el Congreso de los Diputados y de garantizar la seguridad sanitaria. Además, se habla de «hacer frente al riesgo que supone el posible rebrote y contagio» del coronavirus.

Según las fuentes citadas, los parlamentarios también están sometiéndose ya a pruebas de diagnóstico, algo que no ha sido comunicado a la opinión pública por parte de la Presidencia de la Cámara, que ostenta la socialista Meritxell Batet.

Vox lo propuso en mayo

Según fuentes parlamentarias consultadas por OKDIARIO, en la Mesa de la Cámara baja celebrada el 26 de mayo se abordó —en base a un informe previo— la realización de test de coronavirus únicamente al personal de la Casa. Pero en dicha sesión, el vicepresidente cuarto del Congreso y diputado de Vox, Ignacio Gil Lázaro, recordó a la Presidencia la propuesta realizada semanas antes por el portavoz de su grupo, Iván Espinosa de los Monteros, de hacer test de forma generalizada, es decir, incluyendo también a los diputados, para garantizar la seguridad de todas las personas que tienen allí su lugar de trabajo.

La Mesa, controlada por PSOE y Unidas Podemos, aceptó la propuesta de Vox. Sin embargo, no fue hasta finales de junio —prácticamente un mes después— cuando la formación de Santiago Abascal tuvo conocimiento del comienzo de los test a diputados.

Una semana después de aquella reunión del 26 de mayo en la que se dio el visto bueno a la realización de test tanto al personal de la Cámara como a los diputados, fueron 92 los parlamentarios (de un total de 350) que asistieron presencialmente a la votación de la sexta y última prórroga del estado de alarma.

No más de 175 asistentes

A finales de junio, los electos presentes en la Cámara baja eran ya 133, mientras que al Pleno de la pasada semana acudieron hasta 160. Y es que el «cronograma orientativo» que viene manejando la Presidencia del Congreso nunca contempló la asistencia de más de 175 diputados (la mitad del hemiciclo) antes del próximo 15 de septiembre de 2020.

El documento oficial ‘Adaptación al ámbito del Congreso de los Diputados del Plan para la Desescalada de las medidas extraordinarias para hacer frente a la pandemia de Covid-19’, utilizado por Batet y al que tuvo acceso OKDIARIO, fijó la «nueva normalidad» entre el 30 de junio y el 15 de septiembre de 2020, actuando aquí «sin restricciones sociales ni económicas», pero manteniendo «no obstante todas las medidas de autoprotección y de vigilancia epidemiológica».

Este documento oficial de la Presidencia del Congreso, con fecha del 4 de mayo de 2020, todavía no establecía la realización de test a los diputados. «Habrá de estudiarse también si se decide hacer una campaña de tests serológicos entre los diputados y el personal del Congreso para detectar la presencia de posibles contagios, así como la implantación de otras medidas, como el paso obligatorio por arcos detectores de temperatura para acceder al recinto parlamentario», recogía dicho escrito. Fue 22 días después, en la Mesa del 26 de mayo, donde se aceptó la propuesta de Vox de realizar test de detección de coronavirus tanto al personal de la Cámara como a los diputados.

En el Pleno extraordinario de la próxima semana se votarán las conclusiones de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica ante la crisis del coronavirus, por lo que los diputados de los partidos que sostienen el Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, pretenden así poder irse a sus destinos veraniegos con el trabajo hecho. También habrá sesión de control al Gobierno con PP y Vox preguntando por el caso Dina-Iglesias.

Lo último en España

Últimas noticias