Condenan a la Generalitat de Ximo Puig por exponer a «un riesgo grave» a sus sanitarios en la primera ola

Un juzgado de Alicante condena a la Conselleria por obligar a trabajar los sanitarios sin la debida protección

Ximo Puig
El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig. Foto: EP

Un juzgado de Alicante acaba de condenar a la Conselleria de Sanidad del Gobierno de Ximo Puig por exponer a «un riesgo grave» a sus sanitarios ante la ausencia de medidas de protección de los facultativos en la primera ola del coronavirus. La sentencia señala que la Generalitat de Ximo Puig «incumplió la normativa sobre la prevención de riesgos laborales». Así mismo, el juzgado abre la vía a los sanitarios afectados para que acudan a la jurisdicción contencioso-administrativa para instar la responsabilidad patrimonial generada por un funcionamiento anormal de la Administración, ya sea a nivel del Estado o de las comunidades autónomas.

En concreto, el Juzgado de lo Social número 5 ha declarado que la conselleria, tras la declaración de emergencia de la Subsecretaría en febrero de 2020 y con el estado de alarma, en el ámbito de su gestión, ha incumplido la normativa y ha generado un «grave riesgo» para la seguridad y salud de los facultativos sanitarios «provocando su exposición directa al contagio de la enfermedad».

Por este motivo, ha condenado a la Administración que dirige Ximo Puig a suministrar y/o proveer en cantidad y calidad suficiente de todos los Equipos de Protección Individual necesarios (batas impermeables, mascarillas FFP2, FFP3, gafas de protección, calzas específicas y contenedores de grandes residuos) a los profesionales.

El juzgado se ha pronunciado así tras la demanda interpuesta por la Conferencia estatal de Sindicatos Médicos de la CV (CESM-CV) contra la conselleria, que ha estimado parcialmente en el sentido de obligar a Sanidad a suministrar material.

El fallo judicial señala que «se estima en parte la demanda interpuesta por CESM-CV frente a Conselleria de Sanidad CV (Conselleria de Sanitat Universal i Salut Publica), declarando que la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Publica CV tras la declaración de Emergencia de la Subsecretaría de 27-2-2020 y continuando con el estado de alarma y sucesivas prórrogas ha incumplido, en el ámbito de su gestión, la normativa sobre Prevención de Riesgos Laborales generando un grave riesgo para la seguridad y salud de los facultativos sanitarios de ámbito provincial pertenecientes al sindicato (menos los partidos de Elche y Benidorm) provocando su exposición directa al contagio de la enfermedad infecciosa COVID-19 causada por el coronavirus SARS-CoV-2».

El juzgado destaca que «pese a la labor desplegada por la conselleria marcada por la Declaración de Emergencia sanitaria […] traducida en una relevante cantidad de Resoluciones y Autorizaciones tanto para la divulgación y conocimiento por la población de la gravedad de la pandemia en el territorio valenciano como para la adquisición de material suficiente para proteger a los sanitarios de la Comunidad Valenciana (lo que engloba obviamente a esta provincia), fueron aumentando los afectados de forma progresiva y sin pausa».

Por ello «no puede considerarse que haya habido una diligencia necesaria en la correcta gestión, canalización y/o distribución en la práctica de todos los medios y recursos sanitarios que en teoría podrían presentarse como susceptibles de paliar a un nivel aceptable los efectos de la COVID-19 en la provincia vista la numerosa actividad resolutiva de la Generalitat Valenciana».

El fallo aclara que «la cantidad y calidad de material [de protección] que en la práctica o bien no llegó a sus manos [de los sanitarios] o bien lo hizo pero tarde y en cantidad inferior y/o de menor entidad cualitativa para protegerse del extremo riesgo de contagio y letabilidad de la enfermedad (a destacar entre otros esa negligente NRI fechada a 20-3-2020, ya en estado de alarma, de la Gerencia del Departamento de Salud del HG san Juan de Alicante Sra. Massa Dominguez dirigida a todo el personal y doc 23 actora sobre Instrucciones de EPIs que literalmente dice en su encabezamiento utilizando tinta roja y mayúsculas para mayor resalte que ‘aunque no hay evidencia que lo sustente, al contrario, puede conllevar un incremento del riesgo de contagio, y bajo la responsabilidad del trabajador, esta dirección dispensará una mascarilla por semana a aquellos trabajadores que lo soliciten’), lo que no hace sino constatar una responsabilidad en materia de prevención de riesgos laborales de la Conselleria porque sencillamente las cifras no engañan».

Lo último en España

Últimas noticias