Puig y Oltra abren la puerta a que el secesionismo catalán se extienda en la Comunidad Valenciana

Ximo Puig
Ximo Puig y Pedro Sánchez en las Fallas. (AFP)

En la Comunidad Valenciana se están comenzando a reproducir, con la complicidad de Ximo Puig (PSOE) y Mónica Oltra (Compromís), procesos similares a los que han extendido el secesionismo en Cataluña. De un lado, la promoción de asociaciones que, bajo el barniz cultural, tienen como misión desarrollar y extender el activismo ultranacionalista. Del otro, la permisividad con opciones políticas de marcada tendencia independentista y pancatalanista que discuten la realidad territorial de la región. Este lunes, con motivo de la fiesta del día de la Comunidad, confluirán en las calles de Valencia dos manifestaciones de distinta convocatoria pero similar objetivo.

La primera, bajo el lema “Sí al valenciano”, estará abanderada por la Acció Cultural del País Valencià (ACPV). Se trata de una entidad asociada a los independentistas de Òmnium Cultural en la Federació Llull, cuyo fin es el de defender los denominados ‘Països Catalans’. La ACPV ha sido regada con numerosas subvenciones por el gobierno de Puig y Oltra. Las últimas, el pasado año, con dos aportaciones de 70.000 euros cada una. Pero también por el gobierno de Puigdemont: ACPV recibió en 1,3 millones en 2016.

No solo con dinero la Generalitat valenciana mima a esta asociación clon de la catalana Òmnium Cultural, cuyo líder, Jordi Cruixat, está imputado por un delito de sedición por los disturbios del 20 de septiembre en Barcelona. ACPV fue elegida el paso mes de mayo miembro del Consell de Participación de la Generalitat valenciana, órgano desde el que colaborará en el proyecto de ley de Participación y Apoyo al Asociacionismo y canalizará las propuestas de las entidades.

Tejiendo lazos

Simbólico de la connivencia del gobierno valenciano con el catalanismo fue el acto de entrega del Premio de Honor de las Letras Catalanas, una cita organizada en Barcelona por el brazo independentista de Òmnium Cultural. Presidida por Carles Puigdemont, contó con la presencia del presidente de las Cortes valencianas, Enric Morera, y el número dos de la Consejería de Cultura, Albert Girona.

En el congreso del pasado mes de julio, los socialistas valencianos decidieron dar un giro nacionalista a su proyecto político para competir con sus hoy socios de Compromís. Y donde el Estatuto habla de Comunidad Valenciana, los de Ximo Puig han comenzado a usar de forma habitual la expresión ‘País Valencià’ para reivindicar una identidad nacional a la que el PSOE valenciano ha puesto fecha de nacimiento en 1238.

Puig y Oltra abren la puerta a que el secesionismo catalán se extienda en la Comunidad Valenciana

A la par que el gobierno valenciano amamanta a la ACPV, permite la expansión de la CUP sin desautorizar los actos que, cada vez más numerosos, celebran para proclamar esos ‘Països Catalans’ imaginados que incluyen la Comunidad Valenciana y Baleares. La CUP está ampliado sus expectativas políticas sin que socialistas y Compromís salgan públicamente a marcarles las líneas rojas de la legalidad territorial valenciana. En las elecciones municipales de 2015, la CUP se presentó por primera vez en cuatro municipios valencianos y obtuvo presencia en dos de ellos.

Este lunes, con motivo de la fiesta de la Comunidad, los cuperos marcharán tras la pancarta “La independencia es el único camino”.

Últimas noticias